Infraestructuras

Arabia ofrece 17 meses extra para la obra del AVE a La Meca

El consorcio español crea una comisión negociadora para tratar plazo y sobrecostes

Tendido de vía en la línea de alta velocidad de Arabia Saudí.
Tendido de vía en la línea de alta velocidad de Arabia Saudí.

El Gobierno de Arabia Saudí, con representantes de visita en España a lo largo de esta semana, reconoce que el consorcio español que construye la línea ferroviaria de alta velocidad entre La Meca y Medina no es responsable de los retrasos que acumula el proyecto. Sin embargo, ofrece una solución a medio camino de la extensión de plazo demandada por el grupo liderado por Renfe, Adif e Ineco. Si estas reclaman 24 meses de prórroga para la entrega del proyecto, la Saudí Railways Organization (SRO) está dispuesta a conceder 17 meses.

El fin de obra está fijado el próximo mes de enero, por lo que esta concesión inicial supone un “sustancial avance” para el consorcio. De momento, se eludirían las cuantiosas penalizaciones por retraso recogidas en el contrato.

El avance en la negociación se ha logrado en las reuniones que el grupo de empresas ha mantenido en Madrid con Rumaih Mohammed Al-Rumaih, presidente de SRO, el organismo árabe promotor del denominado AVE del Desierto, en el marco de la visita de dos días que este alto cargo árabe ha realizado a España. En los encuentros del martes y ayer miércoles también ha sido abordado el problema de los sobrecostes en la obra o la petición, por parte del cliente, de obras adicionales en las estaciones previstas en la línea. Por último, se han abordado las condiciones económicas en que Renfe debe quedarse en Arabia para explotar el servicio.

Para seguir avanzando en busca de un acuerdo global, distintas fuentes aseguran que ha sido creada una comisión negociadora liderada por Renfe, Adif, Consultrans y Talgo.

Desde el inicio de los trabajos, el consorcio español viene insistiendo en los retrasos y malas condiciones en que estaba recepcionando la plataforma de la infraestructura de manos de un consorcio de empresas chinas y árabes. Un argumento que explica el incumplimiento del plazo.

  • Versión diplomática

Al-Rumaih fue recibido ayer por el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá. Un encuentro del que trascendió “la buena marcha general de los trabajos [el avance es del 65%] y el alto grado ya completado de la obra civil”, afirmó el ministerio a través de un comunicado. El departamento que dirige Catalá enmarca la visita del responsable de SRO “dentro de los habituales contactos que mantienen ambas partes, tanto en España como en Arabia Saudí”.

El proyecto, a buen seguro el más emblemático del mundo en obra ferroviaria, tiene un presupuesto de 6.736 millones de euros. La línea, adjudicada a finales de 2011 con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero aún en el Gobierno, tendrá 450 kilómetros de longitud, por los que circularan 35 trenes de la española Talgo. Mohammed Al-Rumaih también ha visitado las instalaciones del fabricante para conocer los avances en la cadena de producción. La compañía ha enviado ya ocho unidades a Arabia y ultima otras diez de su AVE adaptado al desierto.

El grupo del consorcio Al Shoula, formado por las tres firmas públicas y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo, ha concluido la colocación de vía en tres de los seis tramos del trazado y dice tener adelantados otros dos. El sexto y último tramo acaba de ser recepcionado.

 

Normas