Editorial

Deberes tras un año perdido

El sector del gran consumo, como la mayor parte del tejido empresarial español, ha tenido tiempo suficiente en los últimos meses para definir la hoja de ruta económica que debe desarrollar el nuevo Gobierno. Durante el congreso anual que inauguró ayer en Sevilla la patronal del sector, Aecoc, se ha calificado de “año perdido” ese periodo y se han recordado los principales problemas que amenazan a la economía española: el alto nivel de paro, la precaria sostenibilidad del sistema de pensiones y la abultada deuda con el exterior. Aecoc ha reclamado también dar otra vuelta de tuerca tanto a la reforma laboral, como a la del sector financiero, cuyos efectos positivos son innegables, pero que comienzan a dar muestras de agotamiento frente a una coyuntura que evoluciona rápidamente y en la que abundan los riesgos. El sector del gran consumo exige en realidad lo que todas las empresas y ciudadanos llevan reclamando meses: un Gobierno capaz de tomar decisiones y de aplicar un calendario de reformas que permita a España continuar creando empleo. Una vez se confirme este fin de semana el desbloqueo institucional, habrá que urgir al nuevo Ejecutivo para que recupere un año perdido en el que la economía española ha seguido creciendo por su propia inercia pese al freno del estancamiento político.

Normas