Formación

Esade elimina la clase magistral

La escuela invierte 10 millones en adaptar su nuevo modelo formativo a los retos digitales

La formación superior también se encuentra en un proceso de transformación, debido a la revolución digital. La semana pasada IE Business School presentaba WOW Room, un nuevo concepto de aula futurista, que apuesta por la inmersión tecnológica combinada con el know how del docente, y rompe con la visión tradicional de formación presencial, blended y online. Se trata de una experiencia de aprendizaje a través de inteligencia artificial, simulaciones en tiempo real, análisis de big data, robots interactivos, sistemas de reconocimiento emocional y presencia de expertos vía hologramas, entre otros recursos. También Esade apuesta por un nuevo modelo de formación y ha puesto en marcha un proceso de renovación de su sistema de aprendizaje.

Los grandes cambios, según anunció la directora general de la citada escuela, Eugenia Bieto, pasan por transmitir información (las clases magistrales prácticamente desaparecerán) a crear meta-conocimiento, de manera que el profesor ponga a prueba a sus alumnos que consolidan sus contenidos en base a retos y proyectos orientados a la acción. En segundo lugar, la teoría básica se trabaja de forma previa a la asistencia a clase (con formatos online, lecturas, videos y pruebas que confirman que se conoce el temario), ya que el aula es para clarificar, profundizar y debatir perspectivas. Las plataformas y contenidos digitales cobran relevancia, al permitir trasladar fuera del aula una parte del aprendizaje individual, de las interacciones entre profesores y estudiantes e incluso de la misma evaluación de la enseñanza.

La globalización y la revolución digital, combinadas, afecta a todos los sectores —turismo, transporte, audiovisual, banca— y transforma los modelos de negocio de la mayor parte de las empresas. La universidad no es una excepción. “Si hace 60 años, unos empresarios emprendedores decidieron aliarse con los jesuitas para fundar Esade, que ha sido una historia de éxito, hoy debemos emular esa capacidad de iniciativa y reinventar el modelo pedagógico para dar respuesta a las nuevas maneras de aprender y formarse de las actuales generaciones y a las necesidades de la sociedad que vive momentos de cambios profundos”, destacó Bieto.

Durante un año y medio, Esade ha desarrollado y aplicado la nueva metodología en sus centros de enseñanza. Para ello, ha impulsado el cambio con la creación de un centro de innovación pedagógica y ha puesto en marcha un programa piloto en el que ocho profesores, de departamentos muy diversos, han impartido sus cursos ya con el nuevo método a más de 1.000 alumnos. Durante el presente curso  continuará la fase de extensión del proyecto y se espera, como resultado, que un tercio de los, aproximadamente, 130 profesores del claustro  se incorporen al mismo. El objetivo final es tener el nuevo modelo pedagógico plenamente implantado en tres años.

 Para el desarrollo del proceso de transformación pedagógica, la escuela de negocios realizará una inversión económica de 10 millones de euros durante los próximos tres años y destinará recursos para la incorporación de infraestructuras tecnológicas, el desarrollo del nuevo ecosistema, algunos núcleos avanzados de experimentación y simulación que vinculen mejor la investigación, el aprendizaje y la realidad de las empresas, y también para poner en marcha un plan ambicioso de adecuación de los espacios físicos.

Normas