ETF

EE UU acapara por goleada la inversión a nivel global

Estados Unidos es sin duda el destino favorito de la inversión a nivel global, tanto para los activos de renta fija como para los de renta variable. Así lo refleja el flujo neto de los movimientos de los fondos cotizados o ETF, los grandes motores de los mercados internacionales, en una tendencia que se ha visto reforzada gracias a la expectativa de alza de tipos de interés en la mayor economía del mundo.

En lo que va de año, el mercado bursátil y de bonos estadounidense suma una inversión neta por parte de los fondos cotizados de 150.030 millones de dólares (139.000 millones de euros), el equivalente al 52% del total, de acuerdo con datos recogidos por Bloomberg. Así, Wall Street acapara las mayores posiciones netas –considerando suscripciones menos reembolsos de ETF– en lo que va de ejercicio, por 67.663 millones de dólares (62.650 millones de euros). De esta cuantía, casi la mitad, 32.850 millones de dólares, son flujos netos de tan solo los últimos tres meses, coincidiendo con el brexit.

De hecho, la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea provocó una fuerte salida de inversiones en el mercado británico, ante el temor a un largo período de incertidumbre política y a unas impredecibles consecuencias económicas, y también en el mercado de la zona euro, ante la evidencia de que el rechazo británico debilitaba el proyecto europeo.

En el balance del último mes, aunque la captación de inversiones por parte de los ETF estaodunidenses sigue siendo potente, se ha reducido en renta variable mientras mantiene el liderazgo en la renta fija, toda vez que los inversores descuentan un alza de tipos de interés antes de que finalice el año. “Últimamente, pensamos que el hecho de que los resultados empresariales del tercer trimestre puedan batir las expectativas no será suficiente para estimular la continuidad del rally en Wall Street, en especial a la vista de las elevadas valoraciones en términos históricos. Vemos más claridad respecto a la política futura de la Reserva Federal”, señala Richard Turnill, estratega global de inversiones de BlackRock.

La expectativa de alza de tipos de interés está intensificando el atractivo de la renta fija estadounidense, tanto soberana como corporativa. Esto se refleja en el flujo neto de inversiones de los ETF en activos de deuda de EE UU, que en balance anual supera incluso al de la renta variable. Las posiciones netas en renta fija acumuladas en el año ascienden a 82.367 millones de dólares (76.265 millones de euros), frente a los 67.663 millones de la renta variable.
Los ETF también recogen las preferencias por EE UU en los últimos tres años, con un flujo neto en el período de 541.200 millones de dólares

Los mercados emergentes ganan peso

Los países emergentes están recuperando el favor de los inversores, en un contexto de bajo crecimiento en las economías del mundo desarrollado y de unos tipos de interés cercanos a cero que minan las rentabilidades de la deuda. Los mercados emergentes se han convertido en los últimos meses en el caladero más reciente de búsqueda de rentabilidad, hasta el punto de que los flujos netos de los fondos cotizados que acumulan estos mercados en lo que va de año supera ya ampliamente a lo acumulado en los tres últimos ejercicios. El saldo neto de posiciones de los ETF en renta variable de mercados emergentes asciende a 32.067 millones de dólares (29.670 millones de euros), frente a los 23.542 millones de dólares de los últimos tres años, según Bloomberg.

En renta fija, esas posiciones netas en el año alcanzan los 15.141 millones de dólares (14.020 millones de euros) y son el segundo destino tras la deuda estadounidense, clara favorita. La cifra contrasta en cambio con los 21.023 millones de dólares de flujos netos de ETF en los últimos tres años.

Los fondos de fondos o ETF más poderosos a nivel global son el Vanguard S&P 500, que replica al principal índice bursátil de Wall Street y que en lo que va de año ha generado un flujo neto de inversiones de 8.710 millones de dólares (8.064 millones de euros). Le sigue el iShared S&P 500, con flujos netos por 6.420 millones de dólares.
En el frente de la renta fija, destaca el iShares Core US Aggregate, de deuda estadounidense con grado de inversión y flujos netos en este año por 10.380 millones de dólares.

Normas