Ejecución presupuestaria

La caída de ingresos dispara el déficit del Estado un 20%

La recaudación por IRPF y Sociedades cae por el efecto de las rebajas fiscales

Hacienda había presupuestado un incremento de los ingresos que no se está produciendo

La caída de ingresos dispara el déficit del Estado un 20% Ampliar foto

Los datos de ejecución presupuestaria publicados hoy por Hacienda reflejan que el déficit del Estado va peor de lo previsto por el Gobierno. Hasta septiembre, los números rojos alcanzaron los 28.531 millones, un 20% más que en el mismo período del año anterior. El déficit equivale al 2,56% del PIB, prácticamente el objetivo marcado para el conjunto del año.

La mala evolución de las cuentas públicas estatales se explica sobre todo por la caída de los ingresos públicos. El Gobierno de Mariano Rajoy presupuestó un escenario optimista por el lado de la recaudación que la realidad ha dejado en papel mojado. Hacienda estimó que los ingresos por IRPF aumentarían en torno al 5% y, en cambio, hasta septiembre registraron una caída del 1,1%. El caso más llamativo sigue siendo el del impuesto sobre sociedades, cuya recaudación se ha derrumbado un 29,5%, cuando la previsión del Gobierno era lograr 24.868 millones, un 20,4% más que en 2015. El efecto de las rebajas fiscales aprobadas por el Ejecutivo ha sido mayor que el previsto por Hacienda.

El Gobierno aprobó el pasado 30 de septiembre establecer nuevamente un tipo mínimo en los pagos fraccionados para reducir el desvío en las cuentas públicas. Con esta medida, Hacienda estima recaudar 8.300 millones adicionales que, todavía, no se reflejan en la estadística de ejecución presupuestaria.

La mala evolución de los impuestos directos contrasta con el incremento recaudatorio que está generando el principal impuesto indirecto, el IVA. Este tributo aportó a las arcas públicas 47.155 millones, un 4,8% más que en el mismo período del año.

A diferencia del déficit estatal, los números rojos autonómicos se están reduciendo. El incremento de los recursos del sistema de financiación ha permitido que el déficit de las comunidades autónomas se situó en agosto en el 0,07% del PIB, lo que supone equilibrio presupuestario. De hecho, siete regiones cerraron agosto con superávit. Son Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Galicia, País Vasco y La Rioja.

La Seguridad Social, por su parte, es la administración que genera mayor preocupación. Hasta agosto, sumó un déficit de 6.664 millones, un 0,6% del PIB. La situación empeorará en lo que queda de año y Hacienda estima que los números rojos de la Seguridad Social alcanzarán los 18.812 millones, un 1,7% del PIB. Supone la mayor cifra jamás registrada.

Normas