Arquitectura

Amancio Ortega lanza un concurso de ideas para renovar Torre Picasso

Pontegadea ha convocado un concurso internacional para reformar el icónico edificio

Ya ha recibido las propuestas y se tomará un tiempo para realizar un análisis

Amancio Ortega
Torre Picasso, en la zona de Azca de Madrid.

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha dado el primer paso para renovar Torre Picasso, un icono moderno de Madrid. A de través Pontegadea Inmobiliaria, la sociedad propietaria del edificio, ha convocado un concurso internacional de ideas para lavar la cara al rascacielos inaugurado en 1988.

El dueño de Inditex solicitó a varias consultoras, ingenierías y estudios de arquitectos que hicieran propuestas sobre cómo dar una nueva vida al edificio. Pontegadea ya las ha recibido y ha contestado por carta que ante la calidad de los diseños recibidos, se va a tomar un tiempo en hacer un análisis.

Aunque el edificio es relativamente joven y ha recibido inversiones en mejoras, los responsables de Pontegadea quieren reformar las zonas comunes, el acceso principal, los vestíbulos de planta, el área del auditorio y el semisótano parcialmente ocupado en la actualidad por unas oficinas de la consultora EY, que abandona el edificio a principio de 2017.

Ortega ha dado bastante libertad sobre las propuestas, que se centran en dotar de nuevos usos a esos espacios y rehabilitar los accesos, además de posibles mejoras técnicas. Fuentes participantes en el concurso entienden que previsiblemente hasta el año que viene el propietario no tomará ninguna decisión.

Ortega se hizo con Torre Picasso a finales de 2011, tras desembolsar 400 millones a FCC, la constructora que entonces estaba controlada por Esther Koplowitz, a través de Pontegadea, la sociedad personal en la que invierte su patrimonio en inmuebles.

El fundador de Inditex es segundo hombres más rico del mundo, con una fortuna de 67.000 millones de dólares según la revista Forbes. La sociedad Pontegada dispone de recursos millonarios para invertir gracias los dividendos que genera Inditex para Ortega y tienen en propiedad activos por alrededor de 6.000 millones de euros en varios países del mundo, como Estados Unidos, Canadá, México, Corea del Sur, Londres o Francia, además de España.

  • La historia del rascacielos

Torre Picasso nace tras un concurso internacional convocado por Rio Tinto en 1977, ganado por el arquitecto estadounidense de origen japonés Minoru Yamasaki, autor de las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York. Entonces comenzó el proyecto de levantar el edificio más vanguardista de Madrid, en la zona del distrito financiero de Azca y casi colindante con el también simbólico que proyectaba el Banco de Bilbao en Castellana 81 y que más tarde fue sede de BBVA. Precisamente ese rascacielos, diseñado por Francisco Javier Sáenz de Oiza también se encuentra actualmente en rehabilitación tras el traslado del banco al barrio de Las Tablas.

Las obras de Torre Picasso comenzaron en 1982 y tras un parón, fue retomado por Portland e Inmobiliaria Asón en 1986. Finalmente se inaguró en 1988. Desde ese momento se ha convertido en uno de los edificios con más caché de Madrid y sede de grandes empresas a los largo de los años. Entre los actuales inquilinos del edificio se encuentran Deloitte, Google o Accenture, además de EY.

Como principales características, la base está formada por un gran arco de entrada, con una estructura subterránea, y su fachada se alza con paneles de aluminio con aislamiento de manta de vidrio formando columnas en el exterior.

En su momento, con sus 151 metros, fue el rascacielos más alto de España, superado más tarde por las Cuatro Torres de Madrid, la de Iberdrola en Bilbao, la de Pelli en Sevilla o el Hotel Bali de Benidorm (Alicante).

Normas