Telecomunicaciones

Telefónica advierte del efecto de la nueva contabilidad

En su folleto continuado explica que "podrán tener un impacto significativo en sus estados financieros

Afirma que tiene activos suficientes para otros planes de desinversión si falla la OPV de O2

Cree que podría afrontar salidas de caja por las subasta de espectro en 2018

Logotipo de Telefónica en su sede de Barcelona.
Logotipo de Telefónica en su sede de Barcelona. Reuters

Telefónica ha vuelto a hacer balance de los posibles riesgos para su negocio. En el Documento de Registro de Acciones (folleto continuado), registrado en la CNMV, la teleco indica que los cambios en las normas de contabilidad, actualmente en proceso de cambio, podrían influir en los beneficios que se reporten. La operadora precisa que la NIIF 16, cuya aplicación será obligatoria para los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2019, podría tener un impacto significativo en los estados financieros del grupo. Telefónica indica que el citado impacto está siendo analizado.

La compañía también alude al plan de desinversión de activos para acelerar el desapalancamiento. Telefónica dice que está analizando distintas alternativas estratégicas con respecto a la filial británica O2, todas ellas manteniendo la mayoría accionarial, y entre las que figura la posible OPV. La empresa indica que si este proceso de desinversión no llegara a completarse o se demorara en el tiempo, podría afectar al ritmo de reducción de deuda establecido. Telefónica, no obstante, precisa que cuenta con activos suficientes para abordar otros planes alternativos de desinversión.

En relación al espectro, Telefónica indica que podría tener que afrontar nuevas salidas de caja entre 2018 y 2022 ante las posibles subastas de frecuencias en Reino Unido y España en la banda de 700 MHz. Con respecto a la banda de 1.500 MHz en España, la teleco indica que no se espera subasta de espectro antes de 2018.

En el ámbito de la posición financiera, Telefónica destaca la emisión de híbridos de 1.000 millones de euros, la colocación de eurobonos de 2.000 millones así como el reembolso de distintos créditos sindicatos por un importe total de 1.425 millones.

Con respecto al impacto del brexit, tal y como señaló en el informe de las cuentas del primer semestre, Telefónica afirma que provocará “un ajuste económico cualquiera que sea la nueva relación económica-comercial” con el país. Telefónica recuerda que en el primer semestre de 2016 el 13,7% de sus ingresos procedió de Reino Unido, frente al 25,1% de España, el 14,7% de Alemania y el 20,2% de Brasil.

Normas