Distribución

Lidl se lanza a competir en la moda 'low cost'

Lidl

El grupo Lidl quiere llevar su modelo de “descuento inteligente”, como lo llama la empresa alemana, a la ropa. Aunque la empresa ya ofrecía en su bazar distintos artículos, ha anunciado este jueves que va a acelerar su apuesta y posicionamiento como un distribuidor también de ropa.

Para ello, la empresa ha presentado la colección otoño/invierno de su línea de ropa para mujeres Esmara, con la que busca atraer también a clientas que busquen prendas de vestir a bajo coste. Un campo en el que entra a competir con otras empresas como Primark.

Todas las prendas por debajo de los 10 euros

La compañía informó que su objetivo es mantener en la ropa su política de precios bajos de alimentación. “Tenemos una política de recorte de todos los costes que no aportan un valor añadido al producto”, señaló la directora de comunicación del grupo. Por ello, aseguró que ninguna de las prendas superará el precio de 10 euros. Cada colección tendrá 25 artículos, que se complementarán con una línea de lencería.

“Buscamos democratizar las tendencias para que todas las mujeres puedan acceder a ellas”, aseguró la directiva durante la presentación de la nueva línea de Esmara. Conde argumentío que esta iniciativa busca acercar también Lidl a compradoras más jóvenes que quizá no tenían a la compañía alemana como un referente a la hora de hacer la compra. “Queremos estar ahí, desde nuestra humildad de ser un supermercado, pero ofrecer ese plus y valor añadido a la consumidora”, apuntó Conde.

El grupo alemán, el que más rápido está creciendo actualmente en el sector, pretente que esto se traduzca en un aumento del tráfico a sus establecimientos. “Nuestro negocio va a seguir siendo la alimentación y principalmente los frescos, que suponen el 40% de nuestros ingresos”, ha asegurado Arantxa Conde, directora de comunicación de Lidl España.

La renovada apuesta por la línea de ropa femenina se situará en la zona de bazar de los más de 500 supermercados que tiene el grupo germano en España. “Hoy presentamos esta colección que iremos ubicando en forma de promociones temporales en este área”, ha señalado Conde. La apuesta forma parte de un intento de reforzar este área que, según la directiva, supone en torno al 10% de los ingresos del grupo en España

Para ello, la empresa busca atraer a influencers y medios de moda y dar una imagen de la marca Lidl como una plataforma de venta de ropa. Sin embargo, Conde ha descartado que la apuesta se traduzca en la apertura de tiendas fuera de los supermercados con la enseña Esmara. El grupo alemán ha realizado iniciativas similares en otros países. En Alemania, por ejemplo, ha llegado a abrir tiendas efímeras con Esmara.

Conde recordó que no es la primera vez que la compañía alemana hace una apuesta por ligar su nombre al de la moda en España. Hace dos años Lidl colaboró con el diseñador barcelonés Custo. Para este relanzamiento de Esmara, Lidl España ha contado con la estilista Mayte de la Iglesia como asesora.

En cuanto a una posible competencia en el campo de la moda de bajo coste, prácticamente dominada en España por la irlandesa Primark, Conde argumentó que se trata de conceptos que son “compatibles” y que pueden convivir en el mercado.

Normas