Distribución textil

Mango aligera sus sociedades con la fusión del negocio online

El grupo textil integrará Mango Online en Punto Fa a finales de este año

La sociedad que aglutinará el 70% de los ingresos de la compañía

Mango
Fachada de una tienda de Mango en Alemania.

El grupo textil catalán Mango ha comenzado una política de reestructuración societaria con el objetivo de aligerar la compañía y reducir costes. El último movimiento en esta línea será a finales de este año o principios del próximo la fusión de todos los negocios de venta online en una misma sociedad, según fuentes de la compañía.

La firma realiza actualmente su actividad de comercio electrónico a través de dos sociedades: Mango Online SA y Punto Fa SL. Tras esta nueva reestructuración societaria del grupo dirigido por Isak Andic, la primera se integrará en la segunda. Ambas con sede en la provincia de Barcelona.

Mango Online SA facturó en 2015 48 millones de euros, según figura en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil y recogidas por Insight View. Tal y como informó el grupo cuando presentó los resultados del pasado ejercicio, el total de los ingresos por comercio electrónico alcanzó los 234 millones de euros. Según figura en dicho documento, 63 personas trabajan para esta sociedad del gupo.

Esta sociedad redujo el año pasado casi un 40% sus ingresos y se ha recortado a la mitad sus ingresos desde 2013, teniendo por tanto cada vez menos peso en la actividad del grupo textil. Apenas un 14% de los ingresos procedían de fuera de España, un peso inverso al del conjunto de la compañía. Actualmente se encuentra ligeramente por debajo de los niveles de facturación de 2012, cuando empezaba a desarrollarse en el sector la venta electrónica de ropa. El pasado ejercicio el resultado de la sociedad fue de 1,7 millones de euros, casi idéntico a un año antes.

Por su lado, Punto Fa gana con la integración de Mango Online todavía más peso dentro de la compañía. En 2015 facturó 1.600 millones, el 68% de toda la cifra de negocio de la empresa, que el pasado ejercicio alcanzó los 2.327 millones. La integración de Mango Online en Punto Fa prevista para los próximos meses lleva a la compañía a aglutinar ya el 70% de su negocio bajo el mismo paraguas societario.

La sociedad Punto Fa mejoró sus ingresos el pasado año un 22%, por encima del 15,3% del conjunto de la compañía catalana, lo que muestra cómo los negocios del grupo textil se están dirigiendo a esta sociedad. Esta empresa del grupo Mango ha duplicado su facturación desde 2009. El 75% de los ingresos de Punto Fa procedieron del exterior El resultado de esta sociedad se redujo un 60%, hasta los 27,5 millones.

El pasado año, Mango vio reducidos sus beneficios en más de un 95%, debido a las divisas y las amortizaciones de las inversiones de los últimos años, según informó la empresa catalana. La empresa destacó como aspecto positivo del pasado ejercicio la evolución del negocio online, que creció un 27% y ya tiene un peso de más de un 10% en el total de las ventas.

La empresa se encuentra ahora inmersa en distintos cambios societarios, para aligerar estructura y reducir los costes. Una política de transformación de la firma catalana que también ha afectado a cambios en la estructura de la dirección. En abril, antes de hacerse públicos los resultados del pasado año, la compañía reestructuró la junta directiva, incluyendo la salida de Enric Casi, el que fuera un histórico director de la compañía en el comienzo de su expansión. Los cambios en la dirección de las empresas textiles españolas, salvo en Inditex, se han convertido en una tónica general en el último año, ya que tanto Adolfo Domínguez, como Cortefiel o Desigual han emprendido sustituciones en las cúpulas.

Los cambios se hicieron notar además en la política comercial de la empresa. A finales del año pasado, la compañía anunció la transformación de su modelo de renovación de las tiendas, apostando por la conocida como fast fashion. Esta estrategia pasa por renovar el surtido de las tiendas cada 15 días, al estilo del formato lanzado en España por Zara. En primavera anunció además una rebaja en los precios, entrando a competir también en la franja de ropa low cost. También afectaban los cambios a la digitalización de la empresa. Se dejaron atrás los catálogos físicos y se apostó por una comunicación más centrada en el entorno digital.

Tiendas grandes y más digitales

La compañía comenzó en los últimos años su política de crecimiento, especialmente en el extranjero, bajo el modelo de tiendas bandera o flagship store, establecimientos de gran tamaño en los que integrar prácticamente todas sus colecciones. La compañía aseguró en los últimos resultados que buena parte del crecimiento en ventas se produjo gracias al funcionamiento de este modelo de tiendas. Uno de los próximos proyectos de estos establecimientos de la empresa será en La Habana, junto al centro histórico de la capital cubana.

Junto a esta política de tiendas grandes, la empresa está desarrollando su negocio digital. Esta misma semana, la firma catalana anunciaba la implantación en 35 tiendas de un sistema de cobro móvil para lograr reducir las colas en caja y que permitía mejorar el control de inventario de las tiendas.

Normas