Exceltur

Las empresas turísticas esquivan el ‘brexit’ en la temporada estival

Exceltur prevé que la industria crezca un 4,4% este ejercicio

Turistas en la playa d’Aro, en la Costa Brava, el pasado mes de agosto.
Turistas en la playa d’Aro, en la Costa Brava, el pasado mes de agosto. Reuters

Un verano “singular y excepcional”. Así definió la patronal turística Exceltur el balance del sector en estos tres meses, en los que según explicó su vicepresidente, José Luis Zoreda, se han conjurado todos los vientos a favor de las empresas españolas.

Exceltur destacó que los meses de verano han sido positivos para la industria gracias a factores como los tipos de interés, el tipo de cambio y la inestabilidad de países competidores como Turquía, fundamentalmente, y Egipto. Así, el crecimiento interanual del PIB turístico se elevó un 4,5%, encadenando tres años consecutivos con crecimientos cercanos al 4%. Para cierre de ejercicio, la patronal mantiene una previsión de incremento del 4,4%.

Las empresas turísticas reconocen además que hasta el momento no han notado el impacto de la decisión de Reino Unido de salir de la UE “sino todo lo contrario”. Explican que la normalidad ha sido la tónica de los meses de verano, tras un primer impacto que desde Exceltur se califica de puntual de carácter psicológico.

Así, el número de pernoctaciones de los viajeros de Reino Unido se incrementó entre junio y agosto un 12,1% y fue el mercado que más aumentó en ese tiempo en noches reservadas en establecimientos hoteleros, hasta un total de 2,5 millones de pernoctaciones más que un año antes. Los mayores crecimientos en pernoctaciones se registraron en los viajeros de los países nórdicos (17%), Holanda (13,1%) e Irlanda (12,5%). Zoreda aseguró además que España “será la mejor alternativa” para el mercado británico en los próximos años en un contexto de libra baja.

Pese a las cifras registradas este verano, desde Exceltur se alertó ayer de que de los 75 millones de viajeros que España prevé recibir hasta cierre de año, cerca del 16% serán los denominados turistas prestados, derivados a España por la inestabilidad de países competidores del arco mediterráneo. De esta forma, en el tercer trimestre los destinos vacacionales españoles habrían recibido 1,5 millones de viajeros prestados, cuando en ese tiempo Turquía y Egipto dejaron de recibir ocho millones. Un tipo de consumidor que impulsó por su parte el incremento de los paquetes turísticos, que se elevaron un 20,8%.

Unos números que extrapolados al inicio de la denominada primavera árabe supondrían un acumulado de 12 millones de viajeros prestados desde 2011. Una sobreafluencia que provoca, según Exceltur, que se continúe el descenso de los ingresos medios por visitante extranjero, provocado por la caída de la estancia media.

Por zonas, los destinos de sol y playa fueron los más beneficiados por las cifras récord de visitantes extranjeros, con Canarias, Baleares y Andalucía a la cabeza, impulsando a las cadenas hoteleras presentes en estas regiones, que elevaron sus ingresos medios por habitación disponible un 11,6% en el acumulado entre julio y agosto. Si bien, Exceltur apuntó que la demanda interna mostró síntomas de debilidad, especialmente en los productos de mayor gasto –los hoteles de mayor categoría y viajes al extranjero– mientras que ha crecido el turismo rural.

La oferta de pisos turísticos sube un 75% desde 2014

Exceltur volvió a arremeter contra el auge de la oferta de pisos turísticos. La patronal turística alertó de que durante el verano se han vislumbrado los primeros síntomas de percepción de saturación en destinos como la ciudad de Barcelona y en Baleares, con Mallorca e Ibiza como ejemplos.

El organismo vinculó la congestión de dichos destinos con el “crecimiento descontrolado” de la oferta de viviendas turísticas y cifró en un 74,8% el crecimiento de las plazas de alojamiento en España desde 2014 en plataformas P2P –que incluyen tanto a hoteles, como apartamentos campings y casas rurales–, mientras que la oferta de plazas regladas tan solo habría registrado un alza del 1,6% en ese tiempo, según los cálculos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el ámbito político, la patronal turística reclamó una pronta investidura y una urgente formación de Gobierno que sitúe al turismo como una prioridad de Estado y que recaiga bajo Presidencia, no bajo un ministerio multisectorial como el actual. Además, instó a poner en marcha unas normativas más rigurosas que las actuales sobre las viviendas de uso turístico, que tengan un alcance nacional y que limiten la impunidad de las plataformas intermediarias como HomeAway y Airbnb.

Exceltur instó también a que tanto el futuro Gobierno como las comunidades autónomas y ayuntamientos no penalicen al turismo con la puesta en marcha de tasas e impuestos locales, sino que favorezcan la inversión privada en renovación y reclamó mejores medidas de promoción turística, en especial para fomentar el turismo de negocios y de congresos. Un tipo de viajero que en lo que va de año se ha reducido un 17% entre la demanda española.

Normas