Política

Rajoy mantiene el reto de los 20 millones de trabajadores en 2020

Tiende la mano al PSOE en su primer acto político tras la salida de Pedro Sánchez

Aprecia expectativas económicas para 2017 "más complejas" que las del presente ejercicio

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, en la celebración del Día del Afiliado del Partido Popular en Aragón. A su lado, la presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi.
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, en la celebración del Día del Afiliado del Partido Popular en Aragón. A su lado, la presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi.

El presidente del Gobierno en funciones y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha vuelto a tender la mano a los "partidos constitucionalistas" para acabar con "300 días de Gobierno en  funciones, que ya han sido suficiente para el país". Rajoy ha participado esta mañana en un acto de su partido en Zaragoza, aprovechando la celebración del día del afiliado en Aragón, en el que ha reiterado una de las promesas estrella de su formación respecto a la creación de empleo: "Aún podemos alcanzar la cifra de 20 millones de trabajadores en 2020", ha asegurado.

España tiene 18,3 millones de ocupados, según la última Encuesta de Población Activa, del 28 de julio, con un crecimiento de 434.000 personas empleadas en los 12 meses anteriores. La tasa de paro, por contra, se sitúa en el 20% con 4,57 millones de parados.

Durante su intervención ante cientos de simpatizantes, en mangas de camisa y sin eludir los comentarios que salían del público, no han faltado alusiones a la experiencia en ciudades españolas con Gobiernos "populistas" o de "aficionados", para poner a continuación en valor la oferta "de una fuerza que defiende los intereses generales de todos los españoles". Sin embargo, ha recordado que un Gobierno en funciones está atado de manos para afrontar "las decisiones importantes".

El presidente del PP dice ser "muy consciente" del nuevo reparto político en el Congreso y ha afirmado que trabajará "con humildad, paciencia y cada día" por ganarse la gobernabilidad.

Ha sido el primer acto político de Mariano Rajoy tras el giro en el PSOE del pasado sábado que supuso la salida de Pedro Sánchez de la Secretaría General del partido socialista. Tras días de silencio casi sepulcral por parte de los populares, los mensajes a la fuerza rival han aludido al acuerdo para facilitar urgentemente un Gobierno: "Lo razonable es que gobierne la fuerza más votada", ha aseverado el presidente en funciones, "unas terceras elecciones serían un disparate, una locura, que no beneficiaría a nadie". El presidente del PP dice ser "muy consciente" del nuevo reparto político en el Congreso y ha afirmado que trabajará "con humildad, paciencia y cada día" por ganarse la gobernabilidad.

El tramo final de la intervención se ha centrado en el crecimiento de la economía y a las expectativas positivas del FMI para España, pero Rejoy también ha dejado caer que aprecia unas previsiones económicas en 2017 "más complejas" para el país que las que España enfrentaba en el arranque de 2016.

El martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevaba la previsión de crecimiento para España este año y el que viene, situándola como la nación desarrollada cuyo PIB crecerá más en 2016. Posteriormente emitió un informe crítico con las cuentas públicas españolas, con un déficit y una deuda muy por encima de lo que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En su informe Fiscal Monitor, el FMI augura que España está en disposición de cumplir este año y el próximo la nueva y allanada senda planteada en julio por Bruselas. Aun así, la deuda pública se mantendrá por encima del 100% del PIB al menos hasta 2018.

Normas