Comisiones de gestión

Cuánto cuesta tener un fondo de inversión rentable

Cuánto cuesta tener un fondo de inversión rentable Ampliar foto

La rentabilidad de un fondo es sin duda la máxima que guía a los partícipes, la mejor recompensa que pueden recibir por su inversión. Si bien el acierto completo al elegir una gestora, o un gestor de fondos de referencia, está en una política equilibrada de comisiones, que combine la rentabilidad conseguida con unos precios acordes al resultado y no muy superiores a la media. Eso siempre y cuando que el partícipe no opte por la alternativa de asumir unas comisiones más caras con las que intentar garantizarse las máximas rentabilidades.

En una industria ingente, con más de 25.000 fondos de inversión registrados en España, el partícipe se enfrenta a una ardua tarea a la hora de hacer la elección más adecuada. Y la política de comisiones de su gestora es un elemento clave a tener en cuenta.

Los mejores no tienen por qué ser los más caros

La comparativa por gestoras se hace por tanto necesaria y demuestra que en numerosos casos, los fondos más rentables no son precisamente los más caros. Aun al contrario, hay gestoras que se mueven en un rango de precios razonable en relación con las rentabilidades que ofrecen.

azValor Internacional, el fondo de Bolsa europea más rentable en lo que va de año, con una ganancia del 18% y centrado en la inversión en renta variable europea, tiene una comisión de gestión anual del 1,8%, más el 0,04% de depositaría. El Magallanes Iberian Equity, que gana en el año el 8,4% y es otra de las referencias dentro de la reciente hornada de productos de pequeñas gestoras especializadas en la gestión value, centrada en la creación de valor a largo plazo, tiene una comisión de gestión del 1,75% anual más del 0,07% de depositaría.

El fondo Iberian Value, gestionado desde Alpha Plus por Gonzalo Lardiès, otro de los referentes en la gestión de renta variable española, es el producto de bolsa nacional que más gana en el año, el 17% y tiene una comisión de gestión del 1,35% sobre el patrimonio y del 9% sobre los resultados obtenidos. En este caso, el producto está en el límite máximo que establece la regulación española para las comisiones de gestión.

Metagestión y Bestinver, pagar más por ganar más

La comparativa entre la rentabilidad de una gestora y sus comisiones es la fórmula con la que intentar desentrañar qué gestora es más eficiente. Y aquí el ránking lo lidera la gestora Belgravia, que oferta 5 fondos que suman un patrimonio de 500 millones de euros. Según Martín Huete, asesor de fondos y exdirector de la gestora de Caja España, Belgravia es la que más se ajusta a la categoría de gestoras que obtienen una rentabilidad media superior a la media de la industria mientras que sus gastos corrientes medios ponderados son más baratos que la media del sector.

El fondo Belgravia Epsilon, con cinco estrellas en la categoría de Morningstar y una rentabilidad del 2,6% en el año, tiene una comisión de gestión anual del 1,25%, a la que se suma una comisión del 9% sobre resultados.

Metagestión era a junio la segunda gestora más rentable, según la clasificación de Huete, y con datos actuales se coloca en quinto lugar, de acuerdo con datos de VDOS, con una rentabilidad del 4,53% y una comisión media ponderada de acuerdo a su patrimonio del 1,78%. Esto supone que tanto sus resultados como sus tarifas estarían por encima de la media, según apunta Martín Huete. El fondo Metavalor, de Bolsa española, renta en el año el 3,88% y aplica una comisión de gestión anual del 2% sobre patrimonio, sin coste adicional sobre resultados.

En la misma categoría de Metagestión aparece Bestinver, también en el grupo de las diez gestoras más rentables –en octavo lugar a cierre de septiembre– y comisiones ligeramente superiores a la media, del 1,65% según datos de VDOS. Su fondo Bestinver Bolsa, de renta variable española y que renta en lo que va de año el 2,24%, tiene una comisión de gestión del 1,75% sobre el patrimonio.

El tamaño no abarata el producto

Cuánto cuesta tener un fondo de inversión rentable

La comparativa entre rentabilidad y cobro por comisiones deja en peor lugar a las grandes gestoras españolas, en las que por otra parte se concentra el grueso de patrimonio gestionado. La inmensa mayoría de los partícipes españoles de fondos de inversión contrata su fondo a través de su banco. En el caso de Caixabank Asset Management, la mayor gestora por patrimonio, la rentabilidad lograda por sus fondos es del -0,62% de media en lo que va de año, mientras que la comisión de gestión ponderada de acuerdo a su patrimonio es del 0,86%. Esto la incluiría dentro del grupo de gestoras con rentabilidades por debajo de la media pero con comisiones también por debajo de la media. En el otro extremo aparecen Allianz Popular Asset Management que si bien arroja una ganancia del 0,21% a septiembre, tiene una comisión media para sus fondos del 1,1%, y Santander Asset Management, con una pérdida media en sus fondos del 0,13% en lo que va de año y una comisión de gestión del 1,05%, según datos de VDOS. El cálculo de esa comisión es ponderada de acuerdo al volumen de patrimonio, aunque sin recoger el imapcto de tener un mayor volumen de activos en renta fija, con menores comisiones, o renta variable, con las tarifas más altas.

La comparativa de comisiones medias por familias del fondos, al margen del volumen gestionado y de las rentabilidades cosechadas, puede dar por tanto una idea más aproximada de los niveles de precios de las gestoras de los principales bancos españoles. Y permite ver el pulso de precios que mantiene el sector en los tipos de fondos en los que más se ha centrado la captación en los últimos tiempos, como los mixtos o los garantizados. De acuerdo con datos recopilados por Morningstar, que incluye en sus cálculos el total de gastos de los fondos, Allianz Popular tiene la comisión en fondos de renta fija más elevada de entre las diez mayores gestoras por patrimonio, del 1,17%, por delante del 1,13% de Ibercaja. En el grupo de las diez grandes, la comisión más barata en esta categoría es de Kutxabank gestión, con el 0,66% anual, seguida del 0,74% de Santander Asset Management o el 0,75% de Unigest, la gestora de Unicaja.

En el caso de los fondos mixtos, la gran apuesta comercial del pasado año y hacia la que vuelve a decantarse el sector ante el agotamiento de los garantizados, la comisión más elevada corresponde a Unigest, con el 2,51%. Allianz Popular aparece en segunda posición con el 1,87%, mientras que Bankia aparece como la más barata de esta categoría, con una comisión del 1,25%. _Popular y Unicaja son también las más caras en Bolsa, con el 2,34% y 2,42%.

Comisión de gestión que no lo es tanto

En los fondos que comercializa la banca entra en juego otro elemento adicional, el pastel de comisiones de gestión que el banco se queda en su condición de distribuidor, la denominada retrocesión. El 66% de las comisiones de gestión de un fondo son de hecho ingresos para el distribuidor, no para quien gestiona el producto, según datos de CNMV a cierre de 2015. Esta operativa no impacta de forma directa en la comisión que paga el partícipe del fondo pero las pequeñas gestoras denuncian que si esa comisión por retrocesión se eliminara, el cliente pagaría solo de forma efectiva por la gestión de su patrimonio, lo que podría dar margen para una rebaja. La creación de la plataforma de fondos de inversión que planea BME, donde los partícipes podrán comprar estos productos ahorrándose cualquier impacto por las comisiones de retrocesión, puede ser una seria competencia para las grandes gestoras, si bien la red comercial de la banca tiene un gran peso en la toma de decisiones de los ahorradores españoles.

Los partícipes de fondos también asumen, aunque sea de forma indirecta, otra serie de costes que no se incluyen en las habituales comisiones de gestión y depositaría. Se trata de costes tales como el de transacción, el propio de las operativas bursátiles, o el de cambio de divisa. “Estos costes influyen en el valor liquidativo diario del fondo. Compras más caro y vendes más barato. Hay que saber qué grado de rotación de activos tiene un fondo”, explica Martín Huete. Aunque la gran polémica sigue estando en los garantizados: la comisión media en los de Bolsa fue en 2015 del 1,04%, por encima del 1% de media del total. José María Luna, director de análisis de Profim, señala que un fondo de gestión pasiva conservador (monetarios, renta fija, mixtos, garantizados) no debe superar una comisión del 0,6%, y uno de gestión pasiva de renta variable (fondos indexados) no debería superar el 1%.

Fondos más caros que los de los vecinos

La comisión máxima de gestión que puede cobrar un fondo comercializado en España es del 2,25% anual si se calcula sobre el patrimonio, o del 18% si se establece sobre resultados, más una comisión máxima del 0,2% de depositario sobre el patrimonio. En caso de reembolso, el tope está en el 5% del precio de las participaciones. La media de la industria está este año en el 1,21%, resultado de un 1,8% aplicado a los fondos de renta variable, un 0,78% a los de renta fija, un 1,37% a los mixtos y un 0,48% a los montearios. Son datos de un estudio de Morningstar que señala que los partícipes españoles, junto a italianos, franceses y belgas, pagan comisiones superiores a la media europea, en el 1%. El estudio añade que esa comisión media en España ha aumentado desde el 1,04% de 2013, resultado de una mayor comercialización de fondos con componente de renta variable.

stión de su patrimonio, lo que podría dar margen para una rebaja. La creación de la plataforma de fondos de inversión que planea BME, donde los partícipes podrán comprar estos productos ahorrándose cualquier impacto por las comisiones de retrocesión, puede ser una seria competencia para las grandes gestoras, si bien la red comercial de la banca tiene un gran peso en la toma de decisiones de los ahorradores españoles.

Los partícipes de fondos también asumen, aunque sea de forma indirecta, otra serie de costes que no se incluyen en las habituales comisiones de gestión y depositaría. Se trata de costes tales como el de transacción, el propio de las operativas bursátiles, o el de cambio de divisa. “Estos costes influyen en el valor liquidativo diario del fondo. Compras más caro y vendes más barato. Hay que saber qué grado de rotación de activos tiene un fondo”, explica Martín Huete. Aunque la gran polémica sigue estando en los garantizados: la comisión media en los de Bolsa fue en 2015 del 1,04%, por encima del 1% de media del total. José María Luna, director de análisis de Profim, señala que un fondo de gestión pasiva conservador (monetarios, renta fija, mixtos, garantizados) no debe superar una comisión del 0,6%, y uno de gestión pasiva de renta variable (fondos indexados) no debería superar el 1%.

Normas