Exposición

La ilustración como tributo al genio de la literatura española

El Instituto Cervantes acoge la muestra ‘Miguel EN Cervantes.El retablo de las maravillas’, con 36 ilustraciones y un cómic sobre la vida del autor alcalaíno.

Miguel de Cervantes
Los personajes del entremés 'El retablo de las maravillas', de Miguel de Cervantes, en su adaptación al cómic realizada por David Rubín.

La figura de Miguel de Cervantes está irremediablemente ligada a su obra magna:El Quijote, la gran novela de la literatura en español. Algo lógico, pero que al mismo tiempo, ha eclipsado la mayoría de sus creaciones y, también, a su propia dimensión personal. Una biografía que, aún 400 años después de su muerte, tiene capítulos por descubrir.

Como parte de ese aniversario, el Instituto Cervantes, Acción Cultural Española y la Comunidad de Madrid han organizado la exposición Miguel EN Cervantes. El retablo de las maravillas. Una muestra que une el lado más personal del autor alcalaíno, “tan poco conocido en muchos aspectos”, según el presidente del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y parte de su obra menos tratada. Todo ello, en un formato poco abordado cuando se trata de homenajear a la gran figura de las letras españolas:el dibujo. En concreto, a través de 36 ilustraciones realistas de Miguelanxo Prado, en las que se muestran las facetas más personales de Cervantes: “el autodidacta, el espía, el soldado, el preso e incluso, el emprendedor”, afirmó en la presentación de la muestra su comisaria, Leticia García Vilamea.

Esas ilustraciones de Prado están complementadas por la adaptación al cómic de uno de los entremeses de Miguel de Cervantes, El retablo de las maravillas, con una fuerte carga autobiográfica, de lo que se ha encargado el historietista David Rubín: “No ha sido tarea sencilla. Quería mantener la estructura teatral del texto original, manteniendo incluso el castellano antiguo con el que está escrito, pero dotándole del estilo dinámico y fluido del cómic”, explicó el autor, que reivindicó este formato como uno igual de válido que los más clásicos para contar historias, y que también facilita el acercamiento de todo tipo de público a la figura de Cervantes:“Hemos descubierto a alguien nuevo y casi desconocido. El objetivo era que la vida de Cervantes la pudiera entender desde un niño hasta el adulto más entendido en cómics”, añadió Rubín.

Una de las 36 ilustraciones realizadas por Miguelanxo Prado.
Una de las 36 ilustraciones realizadas por Miguelanxo Prado.

La muestra pretende conocer al Cervantes humano a través del Cervantes escritor. Un diálogo entre las ilustraciones de Prado y el cómic de Rubín que está presente en la sede del Instituto Cervantes de Madrid hasta el próximo 8 de enero.

Normas