¿Dónde puede triunfar más una start-up?

Los mercados más atractivos para las startups son aquellos donde la tecnología móvil tiene una alta penetración

start-up

A las start-ups les resulta fácil llegar a los mercados internacionales, incluso cuando es casi inmediatamente después de su lanzamiento. Sin embargo, como señala Foster Swiss, existen determinados lugares donde resulta más beneficioso aterrizar con una empresa.

Para ello, las organizaciones deben seguir una estrategia que establezca los pasos a seguir para la introducción en los mercados correspondientes. En este sentido, es importante que el momento de iniciación a la internacionalización sea cuando el 25% de la facturación comience a provenir de países extranjeros.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la complicación de escalar a nivel internacional es que en este proceso se requiere la cooperación de funciones cruzadas, la necesidad de coordinar de una manera nueva las ventas y conocer a qué métricas dar más importancia. De ahí que, en primer lugar, se deba llevar a cabo una fase de evaluación, en la que se entiende el mercado al que la start-up se va a dirigir.

También resulta importante identificar las lagunas internacionales de los productos, pues requieren modificaciones para adaptarlos al nuevo espacio de operaciones. A su vez, los responsables de la start-up internacionalizada han de contar con una visión clara de lo que significa ser internacional para la empresa, desde lo que esta condición les va a aportar, hasta las limitaciones que presenta el proceso.

Es por ello que desde Foster Swiss concluyen que los mercados más atractivos para las startups son aquellos donde la tecnología móvil tiene una alta penetración, donde existen unos niveles socioeconómicos favorables y un clima político estable y unos requisitos regulatorios y fiscales relativamente fáciles.

En esta línea, un indicador importante es mirar la renta per cápita del país en cuestión, ya que es un indicador de bienestar. Las empresas suelen abordar, en primer lugar, aquellos países con una gran cantidad de clientes objetivo y altos niveles de ingresos. Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón o Alemania son mercados que cumplen estas características y son muy atractivos.

Mientras, otras regiones pueden terminar siendo más o menos difíciles dependiendo de la dinámica del sector al que se pertenece. Los países con entornos difíciles de regulación, de privacidad y de derechos tienden a ser más difíciles para cualquier empresa. Los ejemplos incluyen China, India, Japón o Brasil. A veces la distancia cultural, que no física, es la que puede ejercer de barrera para la correcta expansión.

Normas