Infraestructuras

El consorcio del AVE a La Meca estrecha la vigilancia al arbitraje

Renfe negociará la prórroga de dos años en las obras

El consorcio se queda sin consejero delegado tras la salida de Santiago Ruiz

La SRO podría imponer un amulta de un millón de dólares por cada día de retraso

Empleados de OHL tienden vía en el trazado del AVE La Meca-Medina.
Empleados de OHL tienden vía en el trazado del AVE La Meca-Medina.

La fuerte tensión que se respira entre las empresas que construyen el AVE del desierto, se ha contenido en la reunión del consejo de administración del consorcio celebrada hoy viernes. En plena batalla entre OHL y Cobra, filial del grupo ACS, por disensiones en torno a las medidas de presión que han de ponerse en juego para tratar de adelantar los cobros, el punto de mayor interés tratado en el encuentro ha sido el de la entrada en juego de un árbitro para determinar si el retraso en las obras es imputable a las constructoras.

El papel del mediador, Paul Taggart, se ha activado tras la petición de mayor plazo en las obras por parte del consorcio español y ante la amenaza de penalizaciones por un millón de dólares por cada día de retraso. Los accionistas del consorcio Al Shoula manifestaron sus dudas sobre el modo de operar de operar del árbitro, las implicaciones de sus decisiones y los plazos para la toma de las mismas. Fuentes cercanas al consejo explican que también pretende estrecharse la vigilancia sobre la información que maneja el economista escocés Taggart, procedente de asesores británicos ajenos a las constructoras.

El encargado de negociar con la SRO volverá a ser el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, quien tiene el objetivo de ganar dos años de ampliación para el plazo de entrega de la infraestructura. Se cumplen cinco años desde que el grupo de 11 empresas españolas se impuso a un consorcio francés para construir el primer tren de alta velocidad en Oriente Medio.

Talgo informó sobre el envío a Arabia de ocho de los 30 trenes que fabricará para la línea La Meca-Medina

  • Renuncia ya anunciada

El consejo ha dado salida al ya exconsejero delegado, Santiago Ruiz, después de que renunciara hace meses. Al parecer, se ha alcanzado un acuerdo amistoso y, de momento, no habrá sustituto.

Acerca del material rodante, Talgo informó sobre el envío a Arabia de ocho de los 30 trenes que fabricará para la línea La Meca-Medina. El fabricante tiene otras diez unidades terminadas y continúa con la producción del resto del pedido, incluido el tren privado y de lujo para el Rey.

Otros puntos abordados en el consejo de administración tienen que ver con la racionalización de gastos, como los de la seguridad en la obra. También surgió el debate sobre qué gastos son imputables al consorcio y cuáles deben ser afrontados por cada accionista del mismo.

495 millones para Renfe por servicios obligados

Renfe va a recibir este año 495,4 millones del Estado para contribuir a costear los servicios de Cercanías (403,7 millones de viajeros en 2015), Media Distancia (24 millones) y Vía Estrecha, que tienen consideración de servicio público, según lo aprobado por el Consejo de Ministros.

Se trata de conexiones que la compañía ferroviaria pública presta por encomienda del Estado para garantizar la vertebración del país y la movilidad de los ciudadanos. Por lo tanto, reciben compensaciones públicas dado que, en su mayoría, no son rentables.

El Consejo de Ministros aprobó el contrato correspondiente a 2016 por el que, según indicó el Ejecutivo, Renfe seguirá prestando las mismas conexiones de servicio público que el suscrito en 2013 y que venció en 2015.

Normas