'Smartphones'

Samsung investiga fallos en los Galaxy Note 7 de sustitución

Algunas lavadoras de carga superior de la marca habrían explotado también en EEUU

Samsung comienza a entregar los nuevos Galaxy Note 7 con el fallo de la batería resuelto.
Samsung comienza a entregar los nuevos Galaxy Note 7 con el fallo de la batería resuelto.

Samsung no parece levantar cabeza. El mayor fabricante de móviles del mundo continúa con los problemas de su smartphone Galaxy Note 7. Samsung anunció esta misma semana que reanudará la venta en Europa de su terminal estrella el próximo 28 de octubre, casi dos meses después de que la compañía se viera en la obligación de cancelar su venta en todo el mundo por un problema con las baterías que provocaba que el teléfono saliera ardiendo. Pero, la compañía se enfrenta ahora a nuevas quejas. Según publicó ayer The Wall Street Journal, la empresa surcoreana ha recibido quejas sobre los teléfonos de sustitución que ya ha empezado a suministrar en Corea del Sur y en EEUU.

Fuentes consultadas por el periódico estadounidense aseguran que algunos clientes se han quejado porque cuando están haciendo una llamada el equipo se calienta en exceso. Samsung está ya investigando el asunto. “Tenemos constancia acerca de los niveles de carga de la batería. En condiciones normales, todos los teléfonos móviles pueden experimentar fluctuaciones de temperatura, pero queremos asegurarnos de que este tema no supone un problema de seguridad para nuestros clientes”, explicó Samsung en un comunicado.

La compañía, que ya ha recogido más del 60% de la primera hornada de Galaxy Note 7 vendidos en EEUUy Corea del Sur (no hay datos precisos sobre los recogidos en España), ha pedido a un usuario que sufrió un problema de recalentamiento con el Note 7 de reemplazo cuando hacía una llamada por Skype, que no lo encienda más y se lo envíe para revisión.

La crisis que sufre Samsung desde principios de septiembre a causa de los problemas con el citado móvil, podría tener otra derivada. Según explicó este jueves ABC News, algunas lavadoras de carga superior de la marca surcoreana habrían explotado en EEUU. La Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor (CPSC, en sus siglas en inglés) habría emitido ya una advertencia público al respecto.

La misma fuente asegura que este organismo está trabajando con Samsung para dar una solución al problema, que parece afectar a ciertos modelos de la empresa fabricados entre marzo de 2011 y abril de este año.

La dueña de una de estas lavadoras, Melissa Thaxton, ha encabezado ya una demanda colectiva contra Samsung, que está investigando el asunto.

 

Normas