Breakingviews

Air Berlin y Lufthansa aparcan la lógica

En la mayoría de los sectores, una compañía con importantes pérdidas y más pasivos que activos desaparecería. No es el caso de estas aerolíneas alemanas.

Aviones de Air Berlin.
Aviones de Air Berlin.

Air Berlin ha sido deficitaria operativamente durante cuatro de los últimos cinco años, con un pasivo que supera a su activo en 987 millones de euros según su última presentación de resultados. Durante los últimos cinco años, las acciones de Air Berlin han caído más de un 70%. Sin embargo, sobrevive. Y podría estar a punto de tener unas ganas renovadas de vivir. Lufthansa, la gran aerolínea alemana, podría hacerse con parte de la flota de Air Berlin. Y es que en el sector, las grandiosas ambiciones y la avaricia de los jefes por el tamaño a veces superan a la prudencia financiera.

Air Berlin debe su existencia desde 2011 a Abu Dabi. Para el emirato la aviación es una industria estratégica y un motor clave de la prosperidad económica. Su aerolínea Etihad tiene una participación del 29% y en los últimos años ha apoyado a Air Berlin con más de 700 millones de euros. Etihad utiliza la compañía para llevar pasajeros a su red de largo recorrido y afirma que la asociación aporta 630 millones de dólares (562 millones de euros) al año a la economía del emirato.

Las ambiciones y la avaricia por el tamaño en el sector a veces superan la prudencia financiera

Sin embargo, Abu Dabi puede estar llegando a los límites de su paciencia, a juzgar por la inminente reestructuración de Air Berlin. La filial de bajo coste de Lufthansa, Eurowings, podría arrendar hasta 40 aeronaves y la tripulación de su rival, según ha informado Reuters. Esto tiene poco sentido, ya que se limitarían a repercutir problemas de Air Berlin a Lufthansa. La industria necesita estrepitosamente una consolidación.

Si tiene lógica para Lufthansa, sería como un movimiento defensivo. Ambas empresas se enfrentan a los rivales de bajo coste Ryanair y easyJet. Si Air Berlin desapareciera, estas empresas podrían llenar el vacío y ajustar los precios de los billetes, y exprimir la rentabilidad de Eurowings.

Puede que el consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, espere que la expansión de Eurowings cree economías de escala, pero la diferencia es enorme. Los costes de Eurowings, ajustados por la distancia recorrida, cayeron un 7% entre 2013 y 2015, y la reducción de costes en curso debería reducirlos aún más. Pero siguen estando más de un 50% por encima de los de easyJet. Las aerolíneas están más cerca de sacudirse su mal hábito: doblar la apuesta cuando tiene más sentido recortar.

Normas