Materias primas

Goldman prevé un desplome del petróleo para fin de año

El mercado de petróleo vuelve a recibir nuevos varapalos. Ahora su cotización incide aún más en las pérdidas después de que Goldman Sachs rebaje el precio del West Texas.

Goldman prevé un desplome del petróleo para fin de año

El mercado de petróleo vuelve a recibir nuevos varapalos en lo que va de jornada. Si esta mañana amanecía con caídas después de que Irán se negara a congelar la producción con el objetivo de alcanzar un acuerdo con sus socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ahora su cotización incide aún más en las pérdidas después de que Goldman Sachs la pusiera en el punto de mira. 

La firma de inversión vaticina que el precio del crudo podría no volver a recuperarse en el cuarto trimestre del año. En concreto, Goldman rebaja el precio del barril Texas, de referencia en EE UU, siete dólares, desde los 50 billetes verdes hasta los 43 y argumenta que el exceso de oferta mundial será mucho peor al esperado. 

Según los analistas de la firma, la producción de oro negro superará a la demanda en alrededor 400.000 barriles por día en los últimos tres meses del año, un nivel superior al anterior pronóstico, que estimaba un exceso de 300.0000 barriles diarios.  "Con nuestra perspectiva de demanda sin cambios, con un crecimiento anual de 1,4 millones de barriles por día, esto nos deja ahora la previsión de que los inventarios llegarán en el cuarto trimestre de 2016 hasta los 400.000 barriles". añade Goldman. Los analistas de la firma destacan, además, que el crudo podría experimentar más caídas si la producción de Libia y Nigeria aumenta más de 90.000 barriles diarios. 

Pese al recorte de sus previsiones, Goldman mantiene su pronóstico para 2017 y estima que el crudo se situará en torno a los 52 dólares por barril. 

El petróleo West Texas caía un 3%, hasta los 44,5 dólares después de que Irán dijera hoy que no está dispuesto a congelar la producción en los niveles actuales.  Arabia Saudita, el mayor productor, se ofreció la semana pasada para bombear menos crudo si Irán limitaba su producción. 

Normas