Canarias

Fund Grube apunta más allá del mercado insular

Inauguración de la nueva tienda Fund Grube Meloneras.
Inauguración de la nueva tienda Fund Grube Meloneras.

Fund Grube refuerza su estrategia de crecimiento, que deberá llevar a la cadena de perfumerías, ropa, calzado y complementos más allá de las costas del archipiélago. “Tenemos ambiciosos planes de expansión”, explica su nuevo director general, Hugo Dosil. “Estamos enfocados en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura”, explica, “y queremos saturar estas islas con dos apuestas: zonas turísticas y por los mercados locales.Pero también miramos fuera del archipiélago una vez que el espacio en la geografía canaria se haya acabado”. Esta salida al exterior de Fund Grube no se produciría al menos hasta 2018, y se plantean para ello mercados como la península, Portugal o África.

Los cuatro pilares del modelo de negocio

Nuestro modelo de negocio se basa en cuatro pilares”, explica el nuevo director general de Fund Grube, Hugo Dosil. “El primero, configurar categorías atractivas de producto para fomentar la compra por impulso en las tiendas; en segundo, elegir las mejores ubicaciones en las mejores zonas; le sigue contar con las mejores marcas, tanto en perfumería como en moda o relojería. “Tanto es así, que en muchas ocasiones somos el principal distribuidor”, explica Dosil.
El cuarto punto es la atención al cliente, y “así lo reconocen nuestros mistery shoppings.
Y sentencia: “Nuestros clientes son turistas que están felices, ya que están de vacaciones. Nuestra misión es lograr que lo sean aún más cuando salgan”.

Dentro de la geografía canaria, la compañía prosigue con su estrategia de apertura de tiendas. Esta semana inauguró un nuevo punto en el Centro Comercial Galeón, en Tenerife, dentro de un programa de ampliación que deberá llevarles hasta los 35 establecimientos este año, con una plantilla de 800 personas. El grupo facturó 94 millones el pasado año.

Dosil confía la implantación de nuevas enseñas para lograr esta expansión.Es el caso de Walk by Fund Grube, especializada en calzado, zapatería y bolsos y que cuenta ya con cinco puntos de entre 200 y 400 metros cuadrados (la superficie de la marca principal suele oscilar entre los 400 y los 800 m2).Próximamente pondrán en marcha Look by Fund Grube para gafas, joyería, relojería y complementos) en Corralejo.

La prehistoria de Fund Grube se remonta a 1966, año en el que Girdhari Chhabria llegó a Gran Canaria. Era uno de los muchos hindúes que se establecieron en las islas para aprovechar las ventajas que conferían los puertos francos en el comercio de electrónica. Su hermano Manmohan siguió sus pasos ocho años después. Juntos llegarían a tener hasta cinco comercios.

Para ellos, como para el resto de comerciantes que aprovechaban la fiscalidad que se aplicaba a los artículos de electrónica, la llegada de la Comunidad Económica Europea les supuso el fin del modelo de negocio. Pero los Chhabria dieron un paso adelante: decidieron olvidarse de la electrónica y pasarse a otros productos de bazar como el tabaco o los perfumes. El lugar elegido, un local en el Centro Comercial Cita. Este contaba con 200 metros cuadrados, diez veces más que la media del sector. Era más grande, incluso que buena parte de supermercados de la época.

El grupo recibió en marzo el galardón de Perfumería del Año como mejor cadena perfumera de España

La falta de fondos les hizo aparcar la instalación de puertas y vitrinas para exponer los productos. Así, casi sin quererlo, los hermanos crearon un nuevo modelo de comercio en este sector: el self service.En la actualidad sí se trabaja con vitrinas y tienda asistida en diversos productos y enseñas. 

Tesoro
El propio nombre hace referencia a este modelo. Fundgrube es un vocablo alemán que significa tesoro, filón, y que trasladaba a los turistas la idea de los bajos precios que allí encontrarían. El comienzo no fue fácil. La familia Chhabria explicó recientemente a la revista la Gaveta Económica que los fabricantes de perfumes y colonia, por ejemplo, no permitían que sus productos se pudieran vender fuera de vitrinas. Así, tuvieron que ingeniárselas para comprarlos a través de terceros y sortear este recelo inicial.

Con los años le seguirían las aperturas en los centros comerciales Yumbo y Tropical de Playa del Inglés, y el del Boulevard Faro de Meloneras en 2001, una zona turística con cliente más exclusivo. La primera apertura en “zona nacional” (dedicada al comprador canario) tuvo que esperar hasta noviembre de 2010, cuando se inauguró la tienda Fund Grube Las Arenas.

Normas
Entra en El País para participar