Superficies comerciales

Portal del Ángel, símbolo del renacer inmobiliario

Portal del Ángel, símbolo del renacer inmobiliario

Barcelona se ha convertido en el mayor símbolo de la nueva apuesta por el mercado inmobiliario español. Y cuenta con dos emblemas de esa recuperación, concretamente en la inversión en superficies comerciales. Por un lado, la venta récord del centro comercial Diagonal Mar, por 500 millones de euros a Deutsche Bank. Y por otro, la avenida Portal del Ángel, que sigue batiendo cualquier plusmarca en precios para las firmas que allí se quieran instalar.

El precio de alquiler para los comercios en esa calle ha ascendido un 8,33% en el último año, hasta situarse en los 260 euros por metro cuadrado de media, según datos presentados ayer por la consultora inmobiliaria JLL. Ha consolidado así su liderato como la vía más cara para las marcas de retail, por delante de la calle Preciados en Madrid (255 euros), Paseo de Gracia en Barcelona (240 euros y un 11,6% más) y Gran Vía (230 euros).

La evolución de rentas en Portal del Ángel prácticamente se mantuvo plana desde el máximo de 2007 (215 euros por metro cuadrados) hasta 2014, cuando se disparó a 240 euros. Desde entonces, no ha parado de crecer. En 2015 fue de 250 euros y en 2016, en el segundo semestre, ha marcado un nuevo récord.

La inversión alcanzará niveles récord

La inversión en inmuebles comerciales alcanzó los 1.278 millones de euros en el primer semestre, lo que supone una caída del 27% respecto al mismo periodo del año anterior, según el estudio de JLL. Pero las previsiones pasan por un final de ejercicio a niveles parejos a 2015, cuando se superaron los 3.000 millones en el sector retail y se logró un récord al que no se había llegado desde la época del boom inmobiliario de la pasada década.

La disminución de los recursos destinados a estas propiedades (locales, superficies y centros comerciales y parques de medianas) no es indicativa de una falta de demanda o interés por parte de los inversores, sino que es fruto de la escasez de producto en el mercado, en especial de activos prime, se apunta en el estudio.

De hecho, el número de operaciones en la primera mitad del año ascendió a 38, por encima de las 23 cerradas en los seis primeros meses de 2015.

La gran operación cerrada en julio, no incluida en este informe –la compra de Diagonal Mar en Barcelona, por 500 millones– elevará la cifra. “Esa venta es un hito y posiblemente haga que algunos propietarios perciban que es el momento de anticipar sus proyectos de venta”, señala Sergio Fernandes, de JLL. Es el caso del macrocentro Madrid Xanadú, como adelantó CincoDías.

“El dinero está muy barato y la rentabilidad esperada por los inversores es mejor que casi cualquier otra alternativa”, por ejemplo, la deuda pública española, que ofrece una rentabilidad de 200 puntos básicos menor, según Fernandes.

Esa vía ejemplifica perfectamente lo que está comenzando a ocurrir en el mercado inmobiliario español: empresas que apuestan por la recuperación del consumo y están dispuestas a pagar elevados precios. Aunque la mejoría es asimétrica. De momento afecta fundamentalmente a los mejores activos, en las grandes ciudades y en las ubicaciones privilegiadas.

“Hay una escasez de producto de calidad en las ubicaciones deseadas que satisfagan la demanda de las marcas”, señala Sergio Fernandes, director del área de retail de JLL. En el caso de Portal del Ángel, en los últimos meses se han instalado allí dos empresas: Parfois, en enero, y Brandy Melville, en julio.

El caso de Paseo de Gracia es muy similar, con una fuerte presión sobre los escasos locales que pueden cambiar de enseña. El grupo LVMH (Louis Vuitton-Moët Hennessy) ha abierto varias tiendas en esa vía, además de Céline y las aperturas previstas de Kenzo, Christian Dior, Uniqlo (la primera tienda en España de la firma japonesa) y H&M.

Si Barcelona se sitúa en el noveno puesto entre las ciudades europeas más interesantes para los operadores internacionales, según el barómetro de JLL, Madrid se sitúa en el quinto puesto, solo tras Londres, París, Moscú y Milán. La presión en los ejes de Preciados y Gran Vía en la capital está provocando que los operadores busquen nuevas localizaciones.

“Estamos viendo cómo el tramo de Gran Vía que va desde Callao a Plaza de España, tradicionalmente más centrado en el ocio, empieza a despertar el interés por falta de espacios. Es una nueva tendencia y probablemente veamos cambios de uso de algún teatro”, adelanta Fernandes. La conversión de varios edificios en futuros hoteles en la Plaza de España también hace más atractiva esa área.

Y es que, de hecho, el alza de visitantes extranjeros –68 millones en 2015– es otro de los motores que están impulsando la recuperación en las ventas, además de la mejora del consumo gracias a un crecimiento del PIB en el entorno del 3%. “No solo aumentó el número de turistas en un 5% en 2015, sino también el gasto, que creció en mayor proporción, un 6,8%, alcanzando los 67.385 millones”, se recuerda en el informe semestral sobre retail de JLL. Esta consultora señala también que en centros comerciales, la renta media de alquiler se sitúa en 88 euros por metro cuadrado, en una tendencia ascendente desde 2012.

Normas