Automoción

Las fábricas de coches españolas tienen carga de trabajo hasta 2020

Con los vehículos previstos para su ensamblaje hasta la fecha, el sector aspira a un objetivo de fabricación de cuatro millones de coches al año.

Supone un 48% más de lo fabricado en 2015

Producción de vehículos hasta junio de 2016 pulsa en la foto

Casi todas las 17 fábricas españolas de vehículos pueden estar tranquilas al respecto de su futuro en el país. Las factorías han recibido suficientes adjudicaciones en los últimos meses como para garantizar su carga de trabajo hasta 2020, al menos nueve vehículos asignados.

Estos nuevos modelos permiten al sector aumentar sus previsiones y objetivos de producción a medio plazo. Tal y como señaló el presidente de la patronal española de fabricantes de vehículos Anfac, Antonio Cobo, en la presentación de la Memoria anual de la asociación, las factorías españolas “pueden y deben aspirar a unos cuatro millones de automóviles fabricados al año”.

Este objetivo de producción supone superar en un 48% el nivel de fabricación de 2015, que cerró con 2,7 millones de automóviles fabricados. La patronal Anfac había fijado un objetivo para 2017 de tres millones de vehículos, pero “ya hay que mirar más allá”, apuntan desde la asociación.

En el último año, las enseñas han ido desvelando sus planes para el futuro de sus factorías, que, en principio, garantizan esa seguridad “si los modelos van bien comercialmente”, puntualizan desde Anfac, “porque si la demanda es baja, hay que sustituirlos”. Para la mejora de sus plantas y las nuevas fabricaciones, las automovilísticas han invertido 2.000 millones de euros en España en el último año, un 11% más de lo que dedicaron el ejercicio anterior.

La factoría más grande que opera en España, la de Seat en Martorell, tiene ya comunicados varios de los cambios a futuro en su producción. Ensamblará el nuevo todocamino de la marca, que según varias fuentes se llamará Arona, a partir de 2017, y el nuevo Audi A1, a partir de 2018. Perderá la producción del Audi Q3, que pasa a montarse en la fábrica húngara de Gÿor.

Los sindicatos ya han asegurado, por su parte y pese a estos planes, que pujarán para que parte de la producción del todocamino Ateca vaya a Martorell, en lugar de a la planta checa de Skoda. El grupo ha comprometido 3.300 millones para la enseña hasta 2019.

La otra planta del grupo Volkswagen en Landaben (Navarra) ha recibido también la confirmaciónde que fabricará dos modelos por primera vez en su historia: el nuevo Polo y otro de la familia de este, con el que compartirá plataforma. Todo hace pensar que será un todocamino. Llegará en 2018. 

La factoría de PSA en Vigo tiene por delante unos años de retos importantes. Lo primero que sacarán al mercado serán las tres furgonetas K-9, tres vehículos de las marcas Peugeot, Citroën y Opel. Detrás vendrá el V20, un todocamino de Peugeot. Según cálculos del presidente de PSA, Carlos Tavares, el K9 y el V20 garantizarán producciones de entre 450.000 y 500.000 vehículos al año en Vigo al menos entre 2020 y 2026. En 2015 fabricaron 407.100 unidades.

En Figueruelas, la planta de Opel, se ensamblarán en breve el Citroën C3 Picasso y el nuevo Meriva, que garantizarán la estabilidad laboral en la factoría aragonesa, al menos, hasta el año 2020.

Renault aún no ha hecho público qué modelo asignará a Valladolid, pero habrá un coche nuevo en sus líneas en 2018. Así lo confirmaron desde el grupo como parte del tercer plan industrial asignado a las fábricas españolas en mayo. Supone este nuevo vehículo en Valladolid la creación de 2.000 empleos nuevos allí.

Ford tiene su capacidad de producción cubierta en Almussafes (Valencia) con el Kuga, los Mondeo y los Connect. De hecho, el descenso de las ventas en Europa de la estadounidense, más el temor a un impacto del brexit, le han llevado a reducir su producción y rebajar las horas que trabaja la plantilla para no despedir a 430 personas.

La incertidumbre también pesa sobre la planta de Nissan en Ávila porque no tienen carga de trabajo ni asignaciones más allá de 2018. Empresa y sindicatos están negociando un acuerdo. En Barcelona, fabricarán una pickup para Mercedes-Benz y otra para Renault.

Fabricación al alza en el primer semestre

Nueve de las trece fábricas que ensamblan vehículos en España incrementaron su fabricación en el primer semestre del año. En concreto, rebajaron su producción la planta de Renault en Valladolid, la de Opel en Figueruelas, la de Seat-Audi en Martorell y la de Nissan en Barcelona. En sentido contrario, destacan tres instalaciones, que elevaron su producción por encima del 50%: Renault en Palencia, Iveco en Valladolid y Mercedes-Benz en Vitoria, según fuentes del sector y datos de las fábricas.
Los datos generales de producción facilitados por Anfac señalaron que el semestre cerró con un incremento de la fabricación de vehículos del 11%, hasta los 1,6 millones de automóviles. Este ritmo de ensamblajes permite a los expertos incrementar las previsiones marcadas para final de año. Consideran que el ejercicio cerrará con una producción de 2,8 millones de vehículos frente a los 2,7 millones previstos meses atrás.
Las dos factorías más grandes de España, la de Seat en Martorell y la de PSA en Vigo, prácticamente igualaron la producción de vehículos en el primer semestre, con unas 3.000 unidades de diferencia. La planta catalana del grupo Volkswagen ensambló 246.800 automóviles, un 7% menos de unidades que en el mismo periodo del año anterior. La planta gallega del grupo francés, por su parte, sacó al mercado unas 243.200 unidades, un 8% más que hasta junio de 2015.

Normas