Investidura

Rivera se resigna a negociar tras las elecciones gallegas y vascas

El líder de Ciudadanos ha vuelto a pedir un Gobierno de 'gran coalición' junto al PP y el PSOE

Albert Rivera
Albert Rivera a su llegada a un desayuno informativo celebrado hoy. EFE

Acompañado de la cúpula de su partido y bajo la atenta mirada de Cristina Cifuentes, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha vuelto a pedir la formación de un Gobierno de 'gran coalición' junto al PP y el PSOE, aunque se ha resignado a que las negociaciones se lleven a cabo después del 25 de septiembre. "No me sirve que digan que es muy difícil", ha asegurado en un desayuno informativo, organizado por Europa Press, en Madrid.

El líder de la formación naranja se ha reivindicado como "el partido del sí" y ha defendido los acuerdos llevados a cabo con PSOE y PP para los anteriores intentos de investidura. "Somos los únicos que hemos votado sí al desbloqueo", ha asegurado. En opinión del presidente de Ciudadanos, el centenar de coincidencias existentes en los pactos de su formación con los otros partidos debe ser la "base" que se tenga en cuenta para una futura negociación.

Aunque sus principales críticas se han dirigido hacia los socialistas, a quien ha pedido que resuelvan su conflicto interno y se abstengan ante una investidura del PP para que se pueda formar Gobierno. "Hay muchos socialistas que comparten que este país no puede seguir bloqueado", ha dicho. Rivera ha citado a los presidentes de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Aragón, Javier Lambán, como algunos de los dirigentes del PSOE con los que comparte la preocupación por la situación del país.

Rivera ha descartado también la posibilidad de formar un Gobierno alternativo al del PP. "Un Gobierno de 85 escaños es un Gobierno débil", ha asegurado, en referencia a la suma de diputados que tiene el PSOE y Nueva Canarias. También ha vuelto a recurrir a la "amalgama de 44 partidos" para referirse a la coalición Unidos Podemos y cuestionar su intención de buscar una coalición con los socialistas para gobernar.

En relación con el caso Soria, Rivera ha rogado al Constitucional que resuelva "cuanto antes" el conflicto de competencias existente entre Moncloa y el Congreso, ya que el Ejecutivo considera que al estar en funciones no tiene que rendir cuentas ante el Parlamento. "El Gobierno opina que no tiene que venir al pleno. Ciudadanos que sí. Pero el árbitro es el Constitucional", ha resumido.

"Si Rita Barberá es imputada, deberá dejar el escaño, lo ha firmado Rafael Hernando", ha asegurado Rivera en el turno de preguntas como si fuera una premonición de lo que iba a pasar. Dos horas más tarde, el Supremo ha decidido abrir una causa contra la exalcaldesa de Valencia por supuesto blanqueo en el PP de su ciudad.

Normas