Formación Profesional

Unas becas algo más coordinadas

Las empresas apuestan tímidamente por la formación dual teórico-práctica.

becas
Empleados de Leroy Merlin, que tiene un programa de prácticas.

El panorama de las becas en empresas para estudiantes y titulados de FP se ha despejado ligeramente, con una apuesta aún tímida por la FP dual, que combina los estudios con las prácticas.

Núria Rius, de Adecco, señala que las becas se están recuperando “poco a poco” respecto a los peores momentos de la crisis, cuando las empresas tendían a mantener al personal contratado en detrimento del nuevo. El crecimiento se produce gracias, entre otras vías, a la FP dual. “Las becas duran tres meses en verano o incluso todo el año”, señala Sandalio Gómez, profesor del IESE.

Un estudio del Observatorio de Formación Profesional Dual, constituido por el Club de Excelencia en Sostenibilidad, la Asociación para el Progreso de la Dirección, el Centro de Estudios Sagardoy y la colaboración de Basf, apunta que este tipo de formación es atractiva para estudiantes de niveles avanzados, pero no tanto para quienes cursan los más básicos.

“Se detecta un amplio campo de mejora en la coordinación entre empresas y centros educativos, que podría reducirse mediante una mejor planificación tanto de los contactos empresa-centro educativo como con una evaluación continua de trabajadores”, indica el texto. Las compañías adoptan una posición “muy pasiva, improvisando los puestos de trabajo, con lo cual tiene bastante poco éxito. En otros países adaptan las prácticas a sus necesidades concretas. Hacen un contrato y piden al centro que forme al alumno antes de que empiece”, ilustra Gómez.

Conforme mejora la situación económica,
las compañías optan por fichar a aprendices para sus instalaciones

  • Iniciativas

Leroy Merlin es una de las empresas que ofrecen programas de prácticas. Los alumnos desarrollan becas formativas en las tiendas de Madrid, Galicia, Navarra, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Murcia y Castilla-La Mancha. En 2014, la firma de bricolaje tuvo más de 1.200 estudiantes, de los que 177 fueron contratados y más de 65 personas se incorporaron al programa de Jóvenes Graduados.

“La idea surgió en 2011 para combinar la necesidad de talento de nuestra compañía con la necesidad de los jóvenes de encontrar un primer empleo”, indica Rodrigo de Salas, portavoz de la empresa en España. “El programa es parte fundamental de nuestro sistema de selección y, al mismo tiempo, pensamos que ayuda a potenciar la FP en España, la cual ha estado poco desarrollada en comparación con otros países europeos, acercando la formación a la realidad empresarial”.

Por su parte, Siemens ofrece formación teórico-práctica remunerada en electricidad y electrónica o en mecatrónica. Al completar la beca, que se desarrolla en Berlín durante 3,5 años, y pasar un examen de la Cámara de Comercio Alemana, los alumnos se incorporan a la plantilla de la empresa en su país de origen. Siemens se hace cargo de los costes de su enseñanza y de alojamiento, además de facilitar una beca de unos 900 euros al mes. El programa empezó el pasado agosto.

Normas