AutoPilot 8.0
Tesla

Tesla actualiza AutoPilot tras los accidentes con la conducción autónoma

Sin salirse de su apuesta por el 'segundo nivel' (estos son los cuatro niveles de conducción autónoma), Tesla ha actualizado el software AutoPilot, en sus diferentes modelos, con la intención de mejorar la precisión con que el vehículo reconoce su entorno dentro del control autónomo del acelerador, freno y dirección. Es la versión 8.0 de este software, y básicamente se diferencia de la versión anterior por la utilización del sistema de radar como uno de los componentes protagonistas. Anteriormente ya se estaba utilizando, pero Tesla ha reforzado las 'consultas' que se efectúan sobre el mismo.

Tesla actualiza su sistema AutoPilot a la versión 8.0: ahora el radar es uno de los protagonistas en su conducción autónoma

El sistema de radar, según esta última actualización del modo de conducción autónoma, ahora esta planteado no como hardware secundario sino como principal. Y su funcionamiento está planteado para la recreación de una imagen real del entorno del vehículo durante la circulación, mientras que las cámaras son las que han pasado a un segundo plano. El problema que plantea la utilización del radar como sistema principal, sin embargo, es que los materiales plásticos pintados no se detectan con tanta precisión, motivo por el cual sigue siendo imprescindible la utilización de las cámaras como apoyo.

Tesla actualiza AutoPilot tras los accidentes con la conducción autónoma

El funcionamiento de este hardware, según aseguran desde Tesla, permite que el vehículo sea capaz de diferenciar entre objetos realmente peligrosos, y otros pequeños obstáculos por los que se puede pasar sin necesidad de una frenada de emergencia. Más concretamente han explicado que una lata de refresco en el asfalto ya no es detectado como un 'objeto grande y sólido', puesto que se obtienen mejores y más detalladas imágenes digitales. Pero también se ha mejorado el proceso de combinación de la información recogida gracias a la recreación, cada centésima de segundo, de una imagen tridimensional del entorno.

Con esta imagen en 3D se puede crear información precisa sobre la velocidad y trayectoria de los objetos que se detectan. Y una vez más, Tesla ha insistido en que lo principal de su sistema es que es capaz de 'aprender' con los kilómetros. Si antes se recogía únicamente información para los servidores propios de la compañía, ahora con AutoPilot 8.0 se comparten los datos recogidos entre los vehículos. De esta manera, en tiempo real los vehículos informan al resto de la flota de Tesla sobre los detalles analizados.

Normas