Emprendimiento

El triple de startups espera cobrar más de 150.000 euros

El 51% de los emprendedores españoles ya había montado antes otros proyectos

Un 21% cuenta ya con una plantilla de 5 a 10 empleados, un 5% más que en 2015

El triple de startups espera cobrar más de 150.000 euros Ampliar foto

Las startups se están consolidando como una oportunidad real de negocio en España que además ayuda a generar empleo. Esta consolidación se refleja en que el 51% de los emprendedores ya había montado antes un proyecto profesional, en el hecho de que el 69% de las startups contase con una plantilla de 2 a 10 empleados y en que se triplicase la cantidad de empresas que esperan facturar entre 150.000 y 500.000 euros. Además, el principal motivo para poner en marcha una startup fue la oportunidad de negocio y solo un 1% lo hizo por necesidad.

El emprendedor español ya juega en primera división”. Con estas palabras, María Benjumea, fundadora de la plataforma Spain Startup-South Summit, que reúne a startups de Europa, el Mediterráneo y Latinoamérica con inversores internacionales y corporaciones que buscan innovación, quiso dejar claro ayer que se ha consolidado ya en España el concepto de startup como opción profesional y generador de riqueza y empleo. Solo en 2015 se crearon en España más de 2.500 startups, según Startupxplore. Pero hay otros datos que sustentan esa idea. En la presentación este miércoles del mapa del emprendimiento 2016 se reveló que un 51% de los emprendedores ya había montado antes un proyecto y que un 21% de las startups contó con una plantilla de 5 a 10 empleados, un 5% más que en 2015. Además, en 2016 se observó una mayor ambición por parte del emprendedor. Este año se triplicó la cantidad de empresas que esperaban facturar este año entre 150.000 y 50.000 euros, frente al 5% que lo consiguió el año pasado. Un argumento más a favor de esta idea es que la motivación de 8 de cada 10 emprendedores para poner en marcha un proyecto es haber visto una oportunidad real de negocio.

De los 3.160 proyectos presentados a la Startup Competition, las 100 startups finalistas presentarán sus propuestas en el congreso Spain Startup-South Summit de 2016 y recibirán una inversión de más de 500 millones de euros, según Benjumea. El encuentro entre inversores y emprendedores denominado The Disruptor’s Playground ha sido organizado por Spain Startup y Fundación IE e IE Business School y tendrá lugar entre el 5 y el 7 de octubre.

Solo hay un 17% de emprendedoras

Sólo el 17% de las startups que se presentaron a la Startup Competition de este año fueron fundadas por mujeres, manteniendo una tendencia marcadamente masculina. Así, se mantiene el mismo número de mujeres emprendedoras del año pasado.

No obstante, las startups lideradas por mujeres fracasaron 18 puntos menos que las lideradas por hombres, y ellas son más atrevidas en la cantidad de financiación que demandan, solicitando entre 50.000 y 500.000 euros.

Esta disparidad en el éxito de las startups puede deberse a que las emprendedoras son más conservadoras a la hora de gestionar los recursos de los que disponen y también en la estimación de sus ingresos. Por ello, un 30% de las encuestadas prevé facturar menos de 50.000 euros.

La prueba de que la apuesta por el emprendimiento se afianza en España como una opción laboral meditada, en lugar de como fruto de la necesidad, es que solo el 1% de los emprendedores españoles estaba desempleado antes de fundar una startup, frente al 62% que declaró que siempre había querido emprender.

La presentación de este mapa del emprendimiento permitió conocer también cómo está evolucionando el perfil del emprendor español. El retrato del emprendedor en España es cada vez más joven, con una edad media de 34 años. “Cada vez hay más jóvenes que prefieren emprender antes que ser funcionarios”, añade Benjumea. Un 83% son hombres frente al 17% de mujeres, y de ellos casi la totalidad tiene formación universitaria (97%), siendo ingenieros en el 45% de los casos.

Para poner en marcha estos proyectos, más de la mitad de los emprendedores acuden a sus propios recursos, por lo que la financiación sigue siendo el principal reto. No obstante, el modelo de financiación de las startups se profesionaliza más cada año, y un 19% de los recursos proceden ya de fondos privados, créditos bancarios y crowdfunding.

Por su parte, los inversores demandan una reducción de las tasas e impuestos. El presidente de Adara Ventures, uno de los fondos de capital riesgo tecnológico que participan en este evento, Jesús Sainz, advirtió de que las denominadas exit tax frenan la inversión y la contratación de talento extranjero.

Normas