La reestructuración del sector financiero

La recuperación de las ayudas a la banca se paraliza

El Estado solo ha recuperado 2.686 millones de euros de los 61.495 millones en ayudas inyectadas a la banca

La cifra supone un 5% del total de los apoyos y apenas 20 millones más que hace un año.

El proceso de recuperación de las ingentes ayudas públicas inyectadas a la banca española se ha paralizado. En el último año, el Estado apenas ha recuperado 20 millones de euros de un océano de apoyos directos de 61.495 millones.

Así lo reflejan los datos actualizados que ha hecho públicos este martes el Banco de España en los que se detalla que a día de hoy se han recuperado 2.686 millones de euros frente a los 2.666 millones que se habían repuesto a mayo de 2015.

La cifra apenas supone un 4,36% del total de ayudas inyectadas a la banca, si se tienen en cuenta tanto los estímulos públicos como los apoyos aportados por el propio sector financiero.

En concreto, según la información recopilada por el supervisor, la banca ha aportado 7.942 millones de euros a través del Fondo de Garantía de Depósitos para apoyar la reestructuración del sistema financiero español.

Teniendo en cuenta por tanto solo los 52.418 millones de euros de carácter público aportados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo que ha canalizado el dinero del rescate europeo a la banca (unos 40.000 millones de euros concedidos en 2012) y ha concedido ayudas directas para la recapitalización de varias entidades, las ayudas públicas recuperadas alcanzan el 5,12%.

  • La recuperación pendiente

Hay que tener en cuenta que en la carrera por recuperar las ayudas, el Estado aún posee participaciones mayoritarias tanto en BFA-Bankia como en Banco Mare Nostrum (BMN), que aspira a vender, así como obligaciones obligatoriamente convertibles de Banco Ceiss y Caja 3 por un total de 991 millones de euros.

Además, la venta de paquetes de acciones de Bankia se ha visto paralizada en los últimos meses a la espera de ventanas de mercado más propicias que permitan al Estado no perder dinero con la privatización de la entidad pública.

El parón político del último año, que hoy por hoy parece abocar al país a unas terceras elecciones generales en apenas 12 meses, también ha dejado en el aire potenciales operaciones como la absorción de BMN por parte de Bankia con la aspiración de mejorar el valor de la participada.

De momento, el Estado ya ha recuperado 1.304 millones de euros por la desinversión ya realizada en BFA-Bankia, mientras que aspira a recuperar los 991 millones de euros de las obligaciones convertibles de Caja 3 y Ceiss antes de 2018.

De hecho, los 20 millones recuperados en el último año corresponden una amortización parcial por una emisión de obligaciones obligatoriamente convertibles de Ibercaja. 

  • Avales y esquemas de protección de activos

El cómputo total de las ayudas facilitadas por el Estado, no obstante, va más allá de estas cifras, si bien el Banco de España no tiene en cuenta los 110.895 millones de euros en avales públicos concedidos al sector pues ya se han ido cancelando y a 28 de junio se habían devuelto 109.836 millones, el 99%.

Con todo, la cifra final de ayudas concedidas al sector financiero aún puede crecer pues algunas de las operaciones de fusión quedaron cubiertas con los llamados esquemas de protección e activos (EPA), una suerte de seguros sobre las carteras problemáticas de activos que cubrirán eventuales agujeros en un amplio periodo de tiempo.

A finales de 2015, la pérdida esperada por los EPA ascendía a 10.390 millones de euros, de los que el FROB aporta 918 millones, correspondientes a la absorción de Caja Castilla La Mancha (CCM) por Liberbank y de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por parte de Sabadell.

  • El banco malo

Capítulo aparte, en la información facilitada este martes por el Banco de España, merecen los fondos públicos destinados a la creación de Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, Sareb.

El también llamado banco malo recibió 2.192 millones de euros de fondos públicos del FROB para su capitalización (al 45% de titularidad pública) más 43.476 millones de euros en deuda pública para cubrir sus activos.

Normas