En 15 días terminan sus dos años de destierro, tras dejar Bestinver

Vuelve Paramés: el regreso al ruedo del Warren Buffett español

El 4 de octubre presentará su libro 'Invirtiendo a Largo Plazo'

Paramés
Francisco García Paramés, exdirector de Bestinver.

El trono de hierro de la gestión de activos lleva dos años vacante. Francisco García Paramés (La Coruña, 1963) dejó Bestinver el 22 de septiembre de 2014. Tras 25 años al frente de la gestora de activos del grupo Acciona –durante los cuales se convirtió en el español más relevante en el mundo de la inversión–, Paramés dejó la entidad con un portazo.

El contrato laboral que tenía le obligaba a mantener un periodo de dos años de no competencia en caso de abandonar la firma. Durante este tiempo, no ha podido recomendar ningún tipo de inversión, ni promocionar a ninguna gestora. Prácticamente no podía ni tocar un terminal del portal financiero Bloomberg. Pero la fase de cuarentena llega a su fin, y Paramés planea un regreso por todo lo alto.

Cuando Francisco García Paramés dejó Bestinver, comenzó un reguero de salidas en la entidad. Sus más estrechos colaboradores dejaron la gestora y, transcurrido un periodo de no competencia (diferente para cada uno de los profesionales), se fueron incorporando a un nuevo proyecto:azValor.

Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad, Beltrán Parages... lideran este proyecto, que ya gestiona más de 800 millones de euros en fondos de inversión y ha obtenido una rentabilidad cercana al 20% en lo que va de año.

“En el sector todos damos por hecho que Paramés se incorporará a azValor”, explica un veterano gestor de fondos. Sin embargo, la decisión final es una incógnita. Una persona cercana a Paramés explica que el gestor ya tiene claro lo que va a hacer, pero que no podrá revelar absolutamente nada hasta que no se cumplan los dos años de plazo. “Ha tenido ofertas de todo tipo. Lo único que está claro es que seguirá en la gestión de activos, porque es su auténtica pasión”.

  • Publicación de un libro

El único acto público programado para el regreso de Paramés es el que tendrá el 4 de octubre, cuando presentará el libro que ha escrito durante estos dos años de destierro. La editorial Deusto es la que ha impulsado Invirtiendo a Largo Plazo. Los seguidores de la corriente de inversión en valor (value investing), esperan como agua de mayo la publicación de esta obra, puesto que Paramés se convirtió en sus 25 años de carrera en un referentes de esta filosofía de inversión.

En el libro, Paramés “relata los hechos más destacados de cada año de su carrera, con especial atención a etapas alcistas y bajistas pronunciadas, crisis españolas y mundiales, burbujas y demás fenómenos que afectan y, a veces, hacen tambalearse todo el sistema financiero global”, según explican desde la editorial.

El divorcio entre Paramés y la familia Entrecanales (accionistas de referencia en Acciona) comenzó en 2013, cuando se analizó la venta de Bestinver para hacer caja y afrontar las fuertes pérdidas generadas en Acciona por el cambio de regulación en el ámbito de las energías renovables. Paramés y su equipo intentaron buscar un socio potente que reemplazara a Acciona y les permitiera mantener la misma libertad en la gestión de inversiones, pero después de meses de negociaciones, los Entrecanales optaron por cancelar la venta.

La mayor parte de los dos últimos años, el conocido como el Warren Buffett español ha residido en Londres, donde estudiaban sus cinco hijos. Uno de los escasísimos actos públicos que ha protagonizado en este periodo tuvo lugar en Guatemala, donde obtuvo el doctorado honoris causa de la Universidad Francisco Marroquín (UFM).

En su intervención, Paramés confesó que hasta 2001 no había empezado a rentabilizar económicamente el fabuloso rendimiento que había logrado para los fondos de Bestinver. “Podría haber intentado sacar más. Pero estaba feliz, a gusto con mi equipo, y pensando en el largo plazo, en la creación de un proyecto profesional, invirtiendo en mí mismo, porque sabía que en otras grandes firmas, como Goldman Sachs o UBS, no habría podido rentabilizar personalmente, intelectualmente e incluso monetariamente, todo el trabajo que estaba desarrollando”.

Tal vez, el momento de sacar pleno partido a su prestigio ha llegado ahora.

Normas