Samsung retira el Galaxy Note 7 de la venta por quemar la batería

Las tiendas españolas paralizan las reservas del rival del iPhone 7

Galaxy Note 7
El último terminal de Samsung, el Galaxy Note 7 Reuters

Samsung ha anunciado este viernes en un comunicado la paralización de las ventas del smartphone Galaxy Note 7 y la retirada de todos los ejemplares ya adquiridos de su terminal estrella al detectar problemas con sus baterías. El gigante surcoreano de la electrónica ha iniciado una investigación para determinar cuál es la razón por la que se producen incendios y explosiones de los móviles.

En España, el móvil de 5,7 pulgadas iba a distribuirse a partir del próximo 9 de septiembre. El Corte Inglés y Media Markt, que permitían, entre otras, hacer reservas a través de sus páginas webs, paralizaron ayer este proceso tras el comunicado publicado por la compañía. Ayer por la mañana, también se podía adquirir un dispositivo en la versión española de Amazon por valor de 998,71 euros. Pero, en la tarde de ayer, el artículo fue retirado de la venta.

Samsung retira el Galaxy Note 7 de la venta por quemar la batería ampliar foto

La multinacional ha detectado que las baterías en algunos dispositivos, cuya venta se inició el 19 de agosto, sufren un calentamiento intenso e, incluso, pequeñas explosiones al cargarlos. Hasta el 1 de septiembre, Samsung había registrado 35 casos defectuosos a nivel mundial de los 2,5 millones de ejemplares comercializados. "A raíz de este problema se va a retrasar la comercialización del mismo", han señalado desde Samsung España a Cinco Días. La estimación es que el problema esté presente en 24 ejemplares de cada millón fabricado. 

Aquellos usuarios que hubieran comprado anteriormente un dispostivo Note 7 y que lo soliciten, Samsung les promete un reemplazo en las próximas semanas. “Hemos decidido ofrecer terminales nuevos de recambio a todos los clientes que los soliciten”, explicó Koh Dong-jin, responsable de la división de telefonía móvil, en una rueda de prensa. Koh no quiso confirmar cuál es el coste estimado del proceso, pero aseguró que era tan elevado que “casi le rompe el corazón”.

Se trata de un duro golpe para la firma surcoreana, el mayor fabricante de móviles del mundo. La compañía tenía las esperanzas puestas en el Note 7 para enfrentarse a Apple, que se espera para anuncie el lanzamiento del iPhone 7 la próxima semana. “Lo más importante es la seguridad de nuestros clientes y no queremos decepcionar a nuestros clientes fieles”, aseguraró la compañía.

En España, la compañía habilitado un teléfono (900100807) y un correo electrónico para que los clientes puedan devolver sus dispositivos. A pesar del incidente, se descarta la paralización completa de la producción. “El producto se va a comercializar, pero va a haber un retraso”, aseguraron desde Samsung España.

Se espera que Samsung anuncie, como muy pronto este fin de semana o a más tardar a comienzos de la próxima semana, el resultado de su investigación sobre la causa de las explosiones, así como medidas para solventar el problema.  

Según la fuente, solo el 0,1% de los productos vendidos tienen instalada la batería que causa problemas y la solución es simplemente sustituir la batería, pero añadió que la compañía adoptará medidas determinantes para velar por la seguridad de sus clientes.

Normas