Amazon

Amazon no quiere vender imitaciones en su web

El gigante de Internet Amazon no sólo vende de forma directa gestionando los productos de marcas, su propio stock y la distribución, sino que además ofrece esta red de distribución a terceros. Es decir, que también a través de su portal web se pueden incluir otros anunciantes, aunque deben de cumplir con una serie de requisitos y mantener elevadas sus valoraciones por parte de los clientes, como una forma de garantizar la calidad del servicio global. Y ahora, el objetivo de Amazon es acabar con las imitaciones dentro de su portal web, para lo que ha establecido nuevas medidas.

Amazon toma nuevas medidas para impedir que a través de su web y aprovechando su red de distribución se vendan imitaciones de productos de otras marcas

La compañía lleva años asumiendo el problema de la venta de productos falsificados, imitaciones, que aprovechan el posicionamiento dentro de la tienda por el rango de precio y la imagen de una marca para aumentar sus ventas. Pero después de haber recibido cientos de críticas por parte de los consumidores, lo que anteriormente acabó con ciertos vendedores fuera de Amazon, la compañía ha decidido responder de forma directa abandonando la 'actitud pasiva' por la que fue criticada.

Amazon no quiere vender imitaciones en su web

Así, ahora Amazon está aplicando nuevas condiciones más estrictas para permitir a terceros la venta de determinadas marcas. Tanto facturas como una documentación más precisa que garantice que, efectivamente, tales vendedores están tratando con productos originales y no están intentando pasar los filtros para la comercialización de imitaciones. De hecho, aseguran que Amazon está solicitando hasta 1.500 dólares por la comercialización de ciertas marcas.

Con estas nuevas medidas, también ha habido vendedores de alta reputación en Amazon que se han manifestado en contra, puesto que esto les supone una importante restricción para continuar con su actividad. Explican que los que generan cantidades inferiores al millón de dólares al año dentro de la plataforma tienen que afrontar costes que resultan imposibles. Por lo tanto, se espera que, aunque Amazon está reforzando sus medidas para impedir la venta de productos de imitación, también se ajuste a casos particulares.

Normas