Pequeños gigantes

La rueda que transforma la vida de sus usuarios

La catalana Batec Mobility revoluciona la movilidad con sus ‘handbikes' para personas con discapacidad severa.

Muestra de los tres modelos para tetrapléjicos. De izquierda a derecha, su versión híbrida, manual y eléctrica.
Muestra de los tres modelos para tetrapléjicos. De izquierda a derecha, su versión híbrida, manual y eléctrica.

Yo no quería una ONG, quería y sigo queriendo una empresa rentable”, expresa contundente Pau Bach, director general de Batec Mobility, una compañía de movilidad para personas con discapacidad. A simple vista podría ser un comentario que cualquier empresario haría sin dudar, pero en el caso de Bach, este simple deseo carga de una gran relevancia.

Para conocer la razón hay que remontarse a 1996. Aquel año, un joven de 18 años, es decir, Pau Bach, sufrió un trágico accidente de moto que le dejó sin movilidad en las piernas y, prácticamente, en los brazos; por tanto, quedó en silla de ruedas. Tras el suceso, Bach se aisló en su hogar. Hasta que, harto de aquella situación, ideó un sistema que le permitía, sin ayuda de nadie, acoplar su silla a media bici, de tal manera que las ruedas delanteras quedaban en el aire.

“Tenía 25 años en ese momento y llevaba sin salir a la calle prácticamente siete.Esa idea me cambió radicalmente y me permitió tener una vida normal”, recuerda Bach 13 años después. Ejemplo de ese vuelco que volvió a dar su vida son sus fotografías. Si de aquellos siete años solo guarda unas 70 imágenes, del primer año, con su invento, conserva más de 300. Dos años después, decidió ofrecer ese sistema móvil a más personas en su situación y, con el apoyo de amigos y familiares, creó en 2006 Batec Mobility.

El sistema Batec es apto para usuarios con lesiones graves

La primera generación de handbikes tardó en desarrollarse tres años. Mientras tanto, y para hacer sostenible el proyecto de I+D+i, distribuyó recambios de sillas de ruedas en ortopedias. De este modo, cuando la primera Batec salió al mercado, Bach ya contaba con una pequeña red de contactos.

El primer año consiguió vender 50 unidades, pero en 2012 la empresa se saturó: “Soy informático y no tenía ni idea de crear una empresa. Mis decisiones las tomaba bajo prueba y error. La demanda empezó a crecer, al igual que nuestros plazos de entrega, que se ampliaban cada vez más y llegaron a situarse en los cinco meses. Otros países nos llamaban y no podíamos hacernos cargo”, comenta Bach.

Por ello, ese año decidió inscribirse en Momentum Project, una aceleradora de empresas socialmente responsables promovida por Esade, BBVA y PwC. “Tenía dos cosas claras. La primera es que quería solventar un problema social y la segunda es que no quería que mi empresa, aunque estuviese formada por más de un 50% de discapacitados, fuese una ONG”, puntualiza Bach.

Bajo esta iniciativa, Pau Bach y otro integrante de Batec Mobility, junto con dos estudiantes de Esade y dos mentores, realizaron en 2012 un plan a futuro de crecimiento económico y social, y en noviembre de ese año presentaron el proyecto renovado en el Investment Day de la iniciativa. Dentro de este programa, BBVA suele conceder préstamos blandos, pero en esta ocasión decidió ir más allá. “Confiaban tanto en nuestro potencial que nos propusieron entrar en el capital, y desde mediados de 2013 el 48% de Batec Mobility está en sus manos”, revela Bach.

Batecs para todos

La rueda que transforma la vida de sus usuarios

Los handbikes de Batec Mobility pueden utilizarlos todos los dicapacitados, hasta aquellos con lesiones más severas, como los tetrapléjicos. Para ellos, la empresa ha diseñado una línea completa: híbrido, manual y eléctrico. En todos los modelos se cuida la estética. En 2015 vendieron 950 unidades. Su negocio acumulado ascendió a las 2.000 Batecs.

De la mano de BBVA, Batec Mobility entró en dos rondas de financiación, consiguiendo en la primera 450.000 euros para desarrollar su internacionalización y en la segunda, 150.000.
El plan de expansión que la compañía estableció bajo el paraguas de Momentum Proyect perseguía, entre otros objetivos, alcanzar los dos millones y medio de facturación en el periodo comprendido entre 2012 y 2016.

Una meta a la que consiguieron llegar en 2015, y es que tras fijarse este propósito el crecimiento de la empresa comenzó a dispararse. En 2013 obtuvieron un millón de euros de facturación, cifra que duplicaron en 2014 y triplicaron en 2015.

Otra de las ambiciones que la firma perseguía, tras finalizar Momentum Project, consistía en expandirse internacionalmente. Hoy están en 20 países, en los que, además de vender sus diferentes modelos de handbikes, han divulgado su política de integración de personas con discapacidad en sus equipos comerciales.

Una dirección que les ha llevado a recibir el Premio Somos Empresa, en la categoría Somos Conciliadores, que conceden Banco Popular, El País y la Cadena SER; o el premio Seres 2015, otorgado por la fundación homónima.

El futuro próximo de Batec Mobility, augura Bach, pasa por establecer un plan para 2017-2021. Entre sus objetivos se encuentra la renovación de su producto y el lanzamiento de algún nuevo modelo. Además, quieren estar en todos los mercados que así lo soliciten. Actualmente, no dejan de recibir peticiones por Facebook y otras redes sociales de países en los que todavía no están presentes.

Más de 3.000 kilómetros en silla de ruedas

Este año se celebra la propuesta Donostia 2016, capital europea de la cultura. Entre las diferentes actividades que se están llevando a cabo se encuentra Biziz, que consiste en cinco rutas temáticas para documentar la diversidad en Europa a través de cinco embajadas itinerantes. En junio pasado partieron los distintos grupos ciclistas que, a través de un recorrido de 3.000 km, pretenden mostrar la gastronomía, biodiversidad, sexualidad, arquitectura y comunidad. Los cinco equipos llegarán a San Sebastián el 18 de septiembre. En una de las expediciones participa en silla de ruedas Antxon Arza. El periodista, que salió en una Batec desde Copenhague, recorre Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Reino Unido y Francia.

Datos básicos

Pau Bach, fundador de Batec Mobility e inventor del Batec.
Pau Bach, fundador de Batec Mobility e inventor del Batec.

Facturación
Los ingresos de Batec Mobility ascendieron en 2015 a los 3,1 millones de euros, lo que supuso un crecimiento de más de un millón respecto al año anterior, cuando facturaron dos millones. Lejos quedan ya los 100.000 euros del primer año de actividad. Para este ejercicio esperan alcanzar los 4,2 millones. Sus beneficios totales en 2015 superaron los 170.000 euros, una cifra que prevén rebasar ampliamente en 2016, al pronosticar unos resultados aproximados a los 270.000 euros.

Empleados
Su plantilla está formada actualmente por 38 personas, de las cuales 19 son discapacitadas. De ellos, 15 van en silla de ruedas. La política de integración de discapacitados de Batec Mobility se extiende hasta sus comerciales de otros países. Ejemplo de ellos son sus ocho distribuidores de Reino Unido o los dos de Canadá.

Exportación
La presencia internacional de la compañía se extiende a 20 países. Destaca su posición en el sur de Europa, Australia, Canadá y Reino Unido. En 2015, su exportación supuso el 65% de la facturación, un porcentaje que esperan superar en 2016 al prever un 73%. Su objetivo es multiplicar por cinco los mercados en los que están presentes en los próximos años. Entre ellos, sin duda, estará Estados Unidos.

Normas