Blogs por Alexis Ortega

Amanecía y Scherezade guardó silencio (Parte 1ª).

«Hermana, esta noche, cuando esté con el rey en palacio te mandaré llamar, y apenas te encuentres en su presencia debes decirme “Hermana, cuéntanos alguna historia maravillosa que nos ayude a pasar la noche”. Ahí está el secreto de nuestra salvación»

(Las mil y una noches. Anónimo)

El sultán Shahriar se desposaba con una mujer virgen cada día y, posteriormente la mandaba decapitar. Justo al día siguiente de conocerla. Todo este plan diabólico lo perpetraba por venganza, pues descubrió a su primera esposa siéndole infiel. Según la leyenda, el sultán ya había mandado matar a tres mil mujeres cuando conoció a Sherezade.

Sherezade.

La protagonista de la saga de cuentos “Las mil y una noches”, tenía un plan para salvarse y, de paso, al resto de mujeres de su reino tras ser la elegida por el sultán para ser su siguiente víctima. Para ello instruyó a Duniazad, su hermana menor a la que pidió que en el momento adecuado pusiera en marcha la maquinaria de narraciones “… que, con la ayuda de Alá, han de ser la salvación de las jóvenes del reino”.

Cuando Shariar se retiraba a sus aposentos con Sherezade, ésta rompió repentinamente a llorar, exclamando “Oh, poderoso rey, tengo una hermana pequeña de la cual quisiera despedirme!

El rey mandó llamar a Duniazad. Y, tal y como le instruyó Sherezade, su hermana apenas llegó, le dijo: “Hermana mía, cuéntanos por favor una historia que nos ayude a pasar la noche”. El rey aceptó escuchar la narración de Sherezade. Llegó el alba sin que Sherezade hubiera dado fin a esta historia.

—¡Oh, hermana mía! —exclamó entonces Duniazad — ¡Cuán dulces y sabrosas son tus palabras, cuán llenas de delicia!

—Pues nada son —contestó Sherezade— comparadas con lo que os podría contar la próxima noche, si es que el rey tiene a bien concederme un día más de vida.

El rey pensó que sería una lástima matar a su esposa sin haber oído el final de la historia.

Y la misma decisión tomó al día siguiente y a los siguientes días, todo ello porque Sherezade (recordemos que tenía un plan) sabía interrumpir su narración en el momento propicio (siempre justo cuando despuntaba el amanecer) o bien alargaba sabiamente un relato, o lo entrelazaba adecuadamente con otro.

Las historias no tenían fin, de ello dependía su existencia, y había que crear todo tipo de artimañas para alargarlas. Incluso podía hacer que un personaje de un cuento contara a su vez un cuento, de modo que la historia se prolongaba—al fin ya la cabo también pretendía prologar su propia vida— algo más de lo estrictamente necesario noche a noche, semana tras semana, mes a mes sin alcanzar nunca un final que rompería el embrujo.

Así se sucedieron, una tras otra, mil y una noches, ciento cuarenta y tres semanas, casi treinta y tres meses, casi tres años. Cada minuto de intriga era un minuto más de vida. Mantener el éxtasis con el que el rey Shariar siempre vivió la narración de las historias que contaba su mujer era vital.

Tanto tiempo trascurrió, que de la unión de Shariar y Sherezade habían nacido tres hijos varones. De modo que cuando ella hubo terminado la historia de la noche mil y una, puso al rey Shariar ante la disyuntiva de incumplir el propósito de todos sus anteriores matrimonios o dejar huérfanos a sus propios hijos. El rey Shariar acaba de tal manera enredado en la tela tejida por su esposa y sostenida por él mismo, que no pudo cumplir su plan inicial pero, al menos, puso fin a su reino de terror.

El efecto Sherezade.

El efecto Sherezade es como un sedante. Al igual que los cuentos que le contaba Sherezade al Rey Shahriar, que prometen continuar al día siguiente, no pretenden describir la realidad, solo tienen como efecto y objetivo prolongarnos la vida un poco más y eso nos tranquiliza. Mientras dura la historia, sabemos que lo esencial, la propia vida, también dura y hacemos que la triste realidad sea “habitable”.

Quizás los hombres necesitamos la repetición de lo viejo, intuir que lo que hoy es cierto mañana también lo será aunque sepamos a ciencia cierta, que necesariamente todo en la vida es transformación constante. Lo malo es que esta estrategia llevada a sus límites deja a las personas suspendidas en el limbo cuando lo que se necesita es estar preparado para la muerte, para el cambio.

Con el personaje de Sherezade rescatamos el tema de la mentira como antídoto para soportar la vida, o al menos para no perderla. El poder de seducción de la palabra (recuerden que es con lo que construimos la realidad) y que en Sherezade durará mil y una noches, puede ser diabólico.

Comentarios

(El sultán Shahriar, asesino sexual en serie, sabía que las historias de Sherezade eran mentira, pero se tragó mil y una y terminó criando hijos. La metáfora es muy buena porque:a) sitúa a los "himbersores" como causantes del mal;b) las autoridades se nos presentan como proveedoras de narcóticos que impiden el mal a corto plazo, mientras maniobran por detrás;c) la droga no es tal, sino un placebo —no hay mentira cuando todos saben que no es verdad—, por lo que las autoridades no tienen por qué sentir culpa; yd) en la noche 1.002, deja de producirse el mal porque el "popularcapitalistita" vuelve a ser lo que nunca debió de dejar de ser: un buen padre de familia tranquilo sin sobresaltos en precios, tipos de interés y de cambio.) LONGA NOITE DE PEDRA.- Tenemos historias para 5.843 noches. Son las que hay entre el dies a quo (01/01/2010) y el dies ad quem (31/12/2025) de la Transición Estructural del modelo popularcapitalista (reparto del Capital al pueblo), cuyas raíces se remontan a la expulsión del Lenin de la Segunda Internacional, y que fue apadrinado en los 1980 por sus siete magníficos: Tatcher, Reagan, Kohl, Nakasone, Miterrand, Felipe y Pinochet. Como mañana, día de "San" Rajoy Nonato (no nacido, sino extraído del útero muerto), es el día número 2.434, si en lugar de 5.834 noches se tratara de 1.001, mañana estaríamos en la 417 de Sherezade. Fijaos si nos quedan historias suavonas por delante. Cumplamos el guion y colaboremos con el sistema capitalista en el parto del nuevo modelo Era Cero. Agua que no has de beber, déjala correr. Hoy toca el cuento "El Pisito avanza al 7,5% anual impulsado por ingleses". ¡Música celestial! Lo que sube semejante barbaridad (comparada con el IPC, el petróleo, tu nómina, tus dividendos, tu pensión, los tipos de interés, etcétera) es el "Índice de Precio de la Vivienda de Ventas Repetidas", del Colegio de Registradores. Según opinión de funcionarios del Instituto Nacional de Estadística, leída en "Estadística Española, Volumen 54, número 179 / 2012, pp. 299-310":- El método de ventas repetidas "consiste en la construcción de un índice sobre los datos de las viviendas que han sido vendidas por lo menos dos veces".- "Se asume que la calidad de las viviendas se mantiene constante, al tratarse de las mismas unidades (viviendas) en dos periodos y que sus características no han variado".- "En la práctica, esta condición puede no cumplirse y existe un riesgo de sesgo puesto que este método no capta los cambios de calidad debidos a renovaciones o inversiones en las viviendas, así como tampoco tiene en cuenta el deterioro por el uso de las mismas".- "Además, el número de compraventas que entran en el cálculo puede ser muy pequeño, sólo se incluyen aquellas viviendas que han sido objeto de compraventa en el periodo actual y en alguna ocasión anterior; por tanto, la muestra puede no ser representativa.- "De hecho, sólo sirve para viviendas de segunda mano".- "La principal ventaja de este método radica en que sólo necesita información sobre el precio de las viviendas, no es necesaria información adicional sobre las características de las mismas como sucede con el método estratificado o los basados en modelos hedónicos". Nosotros añadimos una pregunta muy sencillita: ¿qué viviendas son las que son vendidas dos veces en estos años, y con ellas puede elaborarse el dichoso índice? Recuerden que después de las burbujas la banca se convierte en una gran inmobiliaria y dejamos de poder creernos las operaciones inmobiliarias, máxime si la contraparte son "fondos" de las áreas monetarias distintas de la nuestra, especialmente denominados en libras esterlinas. El método de Ventas Repetidas sirve como indicador de burbujeo, como expusieron sus creadores Case y Shiller. Sherezade, con la historieta de esta noche, no solo pretende que pasemos un buen día de "San" Rajoy Nonato. Pretende además que piquen mucho los tocatejistas que se tragan sus historias. Como dice Anthony Blake:https://www.youtube.com/watch?v=RO87z_8wdHA Nosotros somos Duniazad, la hermana de Sherezade, hablándoos con franqueza. Estamos en LA REBURBUJA. Habrá EL REPINCHAZO. Será en 2018. Y aprovecharemos para dar la SEGUNDA CRISIS DE ENTIDADES DE CRÉDITO, en la que, por fin, nos libraremos para siempre de las Cajas de Ahorros, aunque lo haremos por elevación, toda vez que la banca que viene en la Era Cero va a ser semipública y muy supraestatal-UE. Lo que nos jode, perdón por la expresión, es que la operación escoba no esté sirviendo para desatascar la banca, porque los grandes beneficiarios están resultando ser propietarios particulares nacidos antes de 1955. Estamos dejando pasar el verdadero último tren. Se configura una longa noite de pedra fiscal, señores. Las 1.001 noches no es un proceso lineal. Hay una primera parte "easy" y una segunda "rough", como en el "Proud Mary" de Ike Turner:https://www.youtube.com/watch?v=hzQnPz6TpGc Gracias por leernos.
PPCC estás completamente perdido. Apunta: Trump presidente 2017
Normas