Cuentas del gigante de la distribución

El Corte Inglés aumenta ventas, reduce deuda y gana un 34% más en 2015

El Corte Inglés

El Corte Inglés se ha mantenido en el camino del crecimiento que ya recuperara en 2014, cuando logró un alza de sus ingresos tras seis años consecutivos marcados por la caída de las ventas minoristas en España. En su último ejercicio fiscal, finalizado el pasado 28 de febrero, ha continuado con esa tendencia al alza y ha elevado su cuota de mercado con un crecimiento de más de dos puntos por encima de las ventas del sector minorista, lo que supone un incremento de la cifra de negocios del 4,3%, hasta los 15.219 millones de euros.

Un incremento de los ingresos que el primer grupo de distribución en Europa traslada a su beneficio bruto de explotación, que mejora un 10,4%, hasta los 912,51 millones, en un año en el que se produjo la entrada en su capital de Primefin con la compra de un 10%. El vehículo inversor de Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, miembro de la familia real de Catar, inyectó 1.000 millones a través de bonos convertibles que se han destinado a la reducción de la deuda del grupo, que finalizó el ejercicio en 3.834 millones. Sus compromisos con entidades financieras ascienden a 1.830 millones, lejos de los 4.514 de 2012 que desembocaron en la reestructuración de la deuda y la venta del 51% de la financiera.

El grupo ha incrementado un 420% su resultado antes de impuestos, hasta los 77 millones de euros, situando su beneficio neto en 158,1 millones de euros, gracias al incremento del ebitda y la reducción de los gastos. La mejora de los beneficios supone la vuelta a niveles cercanos a los registrados en 2012 (164,17 millones). En porcentaje, el incremento de las ganancias de El Corte Inglés es del 33,9%, lo que supone una mejora sin precedentes en los últimos 13 ejercicios de la compañía.

“Nuestro objetivo debe ser mantener y acelerar la senda de recuperación que hemos emprendido y crecer en ventas, en cuota de mercado, en beneficios y en rentabilidad”, declaró hoy el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, en la junta de accionistas del grupo, en la que se han aprobado por unanimidad o por amplia mayoría del 90% todas las propuestas formuladas por el consejo de administración. La cita de este año ha resultado más tranquila que la anterior, en la que se expulsó del consejo a Corporación Ceslar –con un 9% del capital– por reiterados incumplimientos en sus deberes como administrador.

Por divisiones, todas sus líneas de negocio a excepción de Hipercor e Informática El Corte Inglés registran crecimientos de facturación, si bien los beneficios de los grandes almacenes caen un 8,7%, y un 99,7% en los hipermercados. El grupo ha mejorado un 7,2% su flujo libre de caja, hasta 680,5 millones, y sus fondos propios se han incrementado hasta los 9.966 millones, un 11,45% más. Las inversiones, por su parte, han sido de 358,9 millones.

De cara a este ejercicio, Gimeno destacó ayer que el grupo va a completar el primer semestre “con unos resultados esperanzadores y desde unas bases sólidas”.

 

Normas
Entra en El País para participar