Ventajas de exportar en modo piggyback

La modalidad del piggyback es adecuada para las pymes que no quieren invertir en la creación de redes comerciales exteriores

Ventajas de exportar en modo piggyback

Las pymes que quieran exportar sus productos y no dispongan de recursos para invertir en el proceso de internacionalización pueden recurrir a la exportación concertada, que se realiza en colaboración con otras empresas con el fin de reducir costes. De esta forma, la pyme no desarrolla por sí sola la exportación, sino que cede una parte de ésta a sus socios.

Según el Manual sobre Exportación editado por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Galicia, una de las modalidades utilizadas por las pymes para la exportación concertada es la denominada piggyback. El proceso consiste en utilizar la red de ventas de otra empresa, a cambio del pago de una comisión.

Para la empresa que canaliza la venta las transacciones son nacionales, por lo que recibe su compensación económica del descuento que su socio realiza sobre la lista de precios. La modalidad del piggyback resulta muy eficaz para la exportación de productos que circulan por canales de distribución similares, pero que no compiten entre sí, sino que son más bien complementarios.

La ventaja principal para la pyme es la posibilidad de beneficiarse de la imagen de marca de la empresa canalizadora, así como de su experiencia y sus conocimientos. De esta forma, se inicia el proceso de internacionalización de manera rápida y eficaz sin la necesidad de realizar un gran desembolso en la creación de redes comerciales internacionales.

Por su parte, la empresa canalizadora exigirá a la pyme que los productos sean de calidad, que se mantengan al mismo nivel durante todo el periodo de colaboración entre ambas compañías y que se produzca una continuidad en el suministro de productos que son objeto del piggyback.

El principal inconveniente de esta modalidad de exportación es la pérdida del control sobre la comercialización de los productos en el exterior, ya que dependerá totalmente de la empresa nacional que podrá vender la mercancía con su propia marca, con la de empresa que se los suministra o incluso con otra distinta.

Normas