Crónica de los mercados

El Ibex cede un 0,65% después de tres días de subidas, ¿qué va a pasar ahora?

ibex 35
Imagen de un panel de cotizaciones en Hong Kong. REUTERS

No ha podido más. Después de tres sesiones consecutivas al alza, al cuarto día, el Ibex se ha visto obligado a descansar. Las órdenes de compra no han podido rebelarse contra unos datos económico poco halagüeños y con el sector financiero entrando de nuevo en barrena. El selectivo ha cedido un 0,65%, hasta los 8.599,5 puntos. La buena noticia es que el retroceso ha sido moderada, en comparación con el peor momento de la jornada, cuando llegó a dejarse más de un punto porcentual. 

El PIB español en el segundo trimestre creció un 0,8%, una décima más de lo estimado en un primer momento, pero el dato no tuvo ningún tipo de impacto en el mercado. Al contrario de lo ocurrido con el índice Ifo, que mide la confianza empresarial en Alemania y que se situó en agosto en 106,2 puntos, cuando el consenso recopilado por Bloomberg auguraba 108,5. Los analistas esperaban que remontara después la caída tras el brexit; este termómetro, muy tenido en cuenta por los inversores, no augura nada bueno para el futuro económico del Viejo Continente. 

En cuanto a los datos en EE UU, ha habido luces y sombras. Los buenos: el número de peticiones de subsidios de desempleo en la semana que finalizó el 20 de agosto quedó por debajo de las expectativas, con 261.000 frente a las 265.000 esperados. Las órdenes de bienes duraderos en julio también desbordaron las estimaciones, con un aumento del 4,4% frente al 3,4% calculado. Mientras, en el lado negativo, el índice PMI de gestores de compra en el sector servicios, que quedó en agosto en 50,9 puntos, ligeramente por debajo de los 51,8 esperados por el consenso recopilado por Bloomberg.

IBEX 35 9.179,00 0,47%

En España, el colista ha sido Banco Popular con una caída del 4,11%, hasta los 1,167 euros por acción, por debajo del precio de la ampliación por 2.500 millones que ejecutó a mediados de junio a 1,25 euros por título. Berenberg le ha recortado hoy el precio objetivo de 1,15 a 1 euro y ha advertido que las previsiones de la entidad son demasiado optimistas. IAG, Grifols, Técnicas Reunidas y ACS también se han situado en la parte baja con respectivos descensos del 2,45%, del 1,59%, del 1,54% y del 1,40%.  

Otra buena noticia es que el volumen de negocio ha sido mínimo, propio de los peores días de agosto, con 1.289 millones de euros (en julio la media diaria fue de 2.383 millones), lo que resta importancia al movimiento bajista, según el análisis técnico. Es más, 509 millones de la cantidad total fueron operaciones de bloques, realizadas a precios pactados fuera del mercado abierto.

Desde el departamento de análisis de Noesis advierten que la primera resistencia del Ibex está en el entorno de los 8.700 puntos y añaden solo si logra cerrar por encima de 8.900 puntos "habrá un cambio en el sesgo de medio plazo hacia uno más positivo". El soporte está alrededor de la cota de los 8.200 puntos, de forma que la sesión de hoy no ofrece pistas fiables. El movimiento lateral sigue dominando la coyuntura.

En Europa se ha sufrido en línea con la Bolsa española. El Footsie británico ha caído un 0,28%; el Cac francés, un 0,65%; el Dax alemán, un 0,88%; y el Mib italiano, un 1,07%. 

Los inversores siguen pendientes de Janet Yellen, que habla este viernes en el cónclave de banqueros centrales en Jackson Hole. No cabría esperar una gran sorpresa, dado que las previsiones no apuntan a una subida de tipos inminente, pero en este agosto ausente de otras referencias, todas las miradas están puestas en el mismo sitio.

La deuda sigue completamente bajo control. La prima de riesgo está en 99 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años en el 0,925% y la del bund al mismo plazo en el –0,66%. 

En el mercado de divisas, el dólar cotiza al alza tanto contra el yen (100,59 yenes por dólar) como frente al euro, 1,129 dólares. El precio del petróleo, por su parte, marca pocos cambios, y sigue anclado entre los 49 y los 50 dólares en el caso del Brent.

Normas