Coyuntura

Axesor desvela los riesgos económicos para España

La actividad económica del país sigue beneficiándose de los fuertes ajustes de competitividad de los últimos años, del bajo precio del petróleo, de la relativa debilidad del euro y de los tipos de interés extraordinariamente bajos

Axesor ha publicado su boletín mensual de coyuntura económica en el que certifica “la sólida recuperación del mercado laboral, con un fuerte crecimiento de las afiliaciones a la Seguridad Social en el primer semestre”.

“Todo parece indicar que el ritmo de crecimiento de la economía española se mantendrá en el segundo trimestre del año en torno al 0,7%”, señala el informe, pero también señala una serie de desafíos para el futuro económico del país.

1º Lograr aumentar el stock de capital para mejorar la productividad y elevar el potencial de crecimiento condicionará el futuro de la economía española. Si bien no es deseable que se alcancen los niveles registrados durante el auge inmobiliario (las ventas de bienes y servicios de capital incluyen ventas de bienes de equipo y software, pero también construcción y promoción inmobiliaria), la compra de bienes de equipo por parte de las empresas españolas es clave para elevar la productividad y el crecimiento potencial de la economía, en aras a producir y exportar más, y reducir la elevada deuda externa.

Es imprescindible seguir tomando medidas que impulsen la posición competitiva de la economía española. Eso sí, señala que “la relativa mejora de las ventas exteriores de las grandes empresas españolas es meritorio teniendo en cuenta el mal momento que atraviesa el comercio internacional”.

3º El escenario global para 2016 seguirá marcado por el proceso de asimilación de los mercados del brexit, siempre más fácil si la negociación entre el Reino Unido y la Unión Europea fluye con normalidad.

4º También en clave europea, los problemas de la banca italiana y la solución de financiación que se establezca podrían generar tensión en la zona euro.

5º El cumplimiento de las reglas fiscales comunitarias obligará probablemente a aprobar ajustes presupuestarios antes de fin de año. Es probable también que estos ajustes se vuelvan aún más intensos el próximo año. Además, la situación política (tanto en lo concerniente al gobierno central como en lo relativo a la cuestión catalana) puede continuar siendo una fuente de incertidumbre.

 6º La principal amenaza para el segundo semestre de 2016 reside en la incertidumbre política por la falta de Gobierno. 

El próximo Gobierno, sea cual sea, deberá afrontar cruciales reformas estructurales para el futuro del país.

 

Normas