Financiación

¿De qué ayudas oficiales puede beneficiarse una pyme?

Bankia lanza la aplicación web Inveinte que permite identificar la financiación nacional y europea disponible.

¿De qué ayudas oficiales puede beneficiarse una pyme?

Al final de julio, la Comisión Europea hacía pública la prolongación hasta 2017 de su programa Horizonte 2020, con una inversión de 8.500 millones de euros. De esta cifra, unos 460 millones serán invertidos exclusivamente para promover la innovación en las pequeñas y medianas empresas europeas.

Este sector continúa siendo un sujeto vulnerable en la economía, a pesar de que año tras año incrementen la cantidad de empleo que genera. En 2014 el crecimiento interanual del número de empleados en las pymes fue de un 1,63%, lo que se tradujo en 116.515 puestos de trabajo, según el informe Retratos de las pymes 2015 del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En un entorno de crisis, en el que los créditos bancarios descienden, para muchas pymes resulta una auténtica hazaña, propia de quijotes, crecer, estabilizarse o expandirse. Más aún, tener que enfrentarse a retos de innovación y desarrollo para mejorar la competitividad empresarial.

Salud, seguridad alimentaria o clima son algunos de los sectores de interés

En este sentido, la aplicación web Inveinte, que ofrece Bankia de manera gratuita tanto para clientes como no clientes, puede hacer del banco un escudero útil para encontrar las ayudas oficiales.

La actividad empresarial no tiene que estar relacionada con la tecnología, ya que una parte de los fondos de estas ayudas están destinados a retos sociales como pueden ser los proyectos relacionados con salud, seguridad alimentaria, clima o envejecimiento de la población.

Tras rellenar un conciso formulario con los datos de la empresa, la entidad bancaria y la consultora Partners Global Funding (PGB) realizarán un informe denominado IDAG (Informe de Diagnóstico de Ayudas Gratuito), en el que se asesorará acerca de las oportunidades de financiación en el sector público para impulsar el tejido productivo nacional.

Estas ayudas oficiales podrán ser nacionales, bien de ámbito estatal o de las comunidades autónomas, o internacionales provenientes de instituciones europeas.

El mayor volumen se encuentra precisamente en estas últimas, aquellas de ámbito europeo, entre las que podemos encontrar los fondos H2020, Jessica, FEDER y los programas Cosme y LIFE (Financial Instrument for the Environment, por sus siglas en inglés), otorgados desde la Agencia Ejecutiva para Pequeñas y Medianas Empresas (EASME).

Los requisitos en cinco pasos

  • Datos básicos

En primer lugar, los interesados deberán rellenar una solicitud en la que introduciránlos datos básicos de la empresa, como la razón social (es decir el nombre de la sociedad mercantil, seguida de las siglas de la modalidad de sociedad), el CIF, el domicilio fiscal con provincia, localidad y código postal.

También se deben indicar información relativa a la empresa, entre ellos el sector de la actividad que se desarrolla, el volumen de facturación anual en euros, de empleados y su página web.

  • Con o sin I+D+i

En segundo lugar, puesto que hay subvenciones públicas que se conceden exclusivamente para proyectos de innovación y, por otro lado, hay subvenciones de las que solo pueden beneficiarse una vez la empresa, se deberá contestar a cinco preguntas cerradas, con un o un no. Las preguntas son acerca de si la empresa cuenta con un departamento de I+D, si se tiene previsto realizar una inversión en esta área o si se conoce el tipo de ayudas existentes para empresas.

  • Informe de soluciones

Una vez cumplimentado el formulario, aparecerá un mensaje confirmando que el envío se ha realizado correctamente. Lo único que quedará será esperar al informe de diagnóstico gratuito.

Cabe recordar que el análisis que se realiza se corresponde al momento de la consulta, por lo que las indicaciones son válidas para el momento en el que se recibe el informe, y no tienen por qué ser válidas posteriormente.

El IDAG es un documento en el que se recoge un análisis preliminar de los posibles programas de ayudas públicas a través de los cuales se puede obtener financiación y recomendaciones para su tramitación.

En algunos casos, la ayuda que se puede recibir llega a financiar prácticamente un proyecto completo, pero en la mayoría de otros, la subvención se centra en sufragar costes de investigación, de personal o por ejemplo, patentes.

En otras ocasiones, la ayuda pública está dedicada a cubrir un proceso concreto de la vida empresarial o dedicada a un ámbito específico, como puede ser el científico en materia de turismo. También pueden ser relativas a un crédito bancario, por lo que al recibir la ayuda se fijaría el tipo de interés, así como el plazo para reintegrar la ayuda.

Por otro lado, hay subvenciones a fondo perdido, como la que se otorga con el programa Interconecta del fondo europeo FEDER, que cumple la normativa europea respecto a la intensidad de la ayuda máxima, siendo del 60% para pequeñas empresas, de 50% para empresas medianas y del 40% para grandes.

  • Inscripción

Una vez recibido el informe, es el interesado el que debe iniciar los trámites para optar a las ayudas públicas. Además, puede ir acompañado de un anexo con un calendario de trabajo para especificar los objetivos prioritarios de la compañía.

Normas