Oficinas de farmacia

Las ventas en las farmacias vuelven a crecer tras cinco años de caídas

El sector avanza un 2,7% y se abren en un año más de 100 oficinas

Solo 217 negocios venden productos sin receta y de parafarmacia de forma online

gasto farmaceútico Ampliar foto

Las farmacias salvan sus ventas gracias a todo lo que no son fármacos con receta. En un contexto de contención de gasto sanitario, estos negocios se han visto beneficiados de la recuperación económica con lo que su facturación ha crecido en productos sanitarios sin receta y consumer health (productos de parafarmacia). De hecho, en 2015 se rompió una racha negativa de cinco años y los ingresos volvieron a crecer, un 2,7% hasta los 18.470 millones. Así lo dio a conocer ayer un informe de Cesce, empresa de gestión de riesgo comercial.

“Este crecimiento del mercado se ha producido gracias, principalmente, a la venta de productos de consumer health (autocuidado) y medicamentos sin receta, que han incrementado sus venta en un 6,6%, hasta los 5.400 millones”, se destaca en el estudio, recogiendo datos de la consultora especializada IMS Health. “La robustez de estas cifras contrasta con el comportamiento del mercado de prescripción”, que desciende el 1,2%, hasta los 13.071 millones.

Desde 2009, cuando se alcanzó el máximo, el negocio de las farmacias no había dejado de reducirse, arrastrado por los recortes en gasto farmacéutico. Fue en 2010 cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero introdujo las primeras medidas de control del déficit que afectó a los medicamentos con receta, decisión que continuaron con el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Desde entonces, el sector vio acuciante transformar su negocio hacia una menor dependencia de los fármacos del Sistema Nacional de Salud.

“Ante estas cifras, es más que evidente que la botica está en proceso de adaptación para cubrir las necesidades que se derivan del autocuidado, tanto por razones de supervivencia económica como estratégica”, señala el documento de Cesce, en el que se recuerda que la facturación media de las farmacias ha descendido más del 13% en los últimos cuatro años y que el segmento de consumer health es el único que ha crecido y que ha permitido mejorar la rentabilidad, al proporcionar un mayor margen que los medicamentos con receta. Como consecuencia, la venta libre ya supone un tercio de la facturación de la farmacia.

El pasado año se abrieron 106 farmacias y se cerraron 23, muestran las cifras del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, llegando a las 21.937 oficinas. Aún así, 928 habían solicitado hasta mayo de 2016 ayudas para acogerse a la figura de farmacia con viabilidad económica comprometida, la mayor parte en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía, con municipios pequeños y dispersos.

Nace Bidafarma y se acerca a Cofares

El informe de Cesce también estudia el negocio de la distribución farmacéutica, en manos de poco más de 10 empresas o cooperativas, hasta ahora más atomizado y que acaba de vivir una de las fusiones más importantes de los últimos años. Bidafarma nace como integración de Farmanova, Cecofar y Cofacir, que en conjunto tendrían un 25,1% de cuota de mercado, muy cerca del líder histórico Cofares (25,83%).

También el sector de la distribución mejoró en 2015, como lo había hecho en 2014, hasta situarse en un mercado de 11.015 millones de euros, recoge este estudio, en este caso con cifras de la consultora DBK. El máximo histórico para el negocio de estas compañías se logró en 2010, con 12.585 millones.

Las farmacias también han comenzado un nuevo campo donde explorar: el de la venta por internet. A principio de 2016, según Evolufarma, 3.129 de estas oficinas tenían alguna presencia en internet, aunque solo 217 contaban con tienda online, según Cesce. La legislación permite actualmente vender por la red alrededor de 1.200 medicamentos sin receta y 5,4 millones de españoles ya habían comprado algún producto de esta forma.

Normas