Mercado farmacéutico

Pfizer y Roche superan a Novartis como las mayores farmacéuticas

La multinacional estadounidense supera en ingresos a la suiza en el primer trimestre

La también helvética Roche se coloca en segunda posición

Grandes laboratorios farmaceúticos Ampliar foto

Novartis no vive su mejor momento. Si el pasado año cedió un 5% en ingresos, este primer semestre de 2016, la caída se mueve en el entorno del 2% Esta situación ha provocado que deje de ser la mayor compañía farmacéutica del mundo por volumen de ingresos. En los primeros seis meses facturó 21.256 millones, lo que provocó que Pfizer y Roche sobrepasaran a esta compañía.

El grupo suizo explicó en la presentación de resultados que esta reducción se debe al impacto en el segundo trimestre de la pérdida de exclusividad en Estados Unidos sobre el medicamento oncológico Glivec, que ahora debe competir con genéricos. Además, mencionó como otras razones las inversiones necesarias realizadas para el lanzamiento de nuevos productos y una facturación menor de lo prevista en el caso de su firma de productos oftalmológicos Alcon. Además, también afectó a la compañía la variación del tipo de cambio euro-dólar.

La corona recae ahora en el gigante estadounidense Pfizer, que por muy poco supera también a Roche. La compañía de Nueva York sorprendió a los analistas con los buenos resultados, en gran parte gracias al efecto de su nueva división de negocios Hospira, una compañía de genéricos que terminó de integrar el pasado año. Por eso, sus ventas reflejaron un alza de casi el 15%, hasta los 23.095 millones.

Esta empresa, con casi 80.000 empleados y fundada en 1849, es conocida mundialmente por ser el fabricante de Viagra. Ha crecido en los últimos 15 años a base de grandes adquisiciones: Warner–Lambert (en el 2000), Pharmacia (2003), Wyeth (2009), además de Hospira. Aunque la Administración de Barack Obama frenó en seco la que hubiera sido la gran compra del sector de los últimos años, debido a las barreras que puso para la adquisición de Allergan (situada en Irlanda aunque fundada en EE UU) por motivos fiscales. Esa operación estaba valorada en 140.000 millones.

Actualmente, el fármaco que más ingresos aporta a esta compañía, liderada por Ian Read es el antitumoral Enbrel, por el que facturó alrededor de 8.462 millones en 2015 –un 9,2% más que el pasado año–, a precio de venta de laboratorio (sin incluir descuentos comerciales), según recoge la consultora IMS Health. Le sigue Lyrica –antiepiléptico y analgésico– con 5.392 millones.

El caso de Roche también ha sido de éxito en los últimos años en gran parte gracias a sus fármacos oncológicos biológicos. De hecho, cuenta con tres –Mabthera, Avastin y Herceptin– entre el ranking de los 20 medicamentos más vendidos en el mundo. La compañía suiza facturó en el primer semestre 23.025 millones, un 5% más que el año anterior. Según comunicó el propio laboratorio, estos resultados se deben al incremento de las ventas de medicamentos para el cáncer de mama y la leucemia. Asimismo, la empresa consiguió buenos resultados tras el lanzamiento de varios productos nuevos en el área de diagnóstico.

Respecto a la capitalización bursátil, estas tres compañías también son las mayores en la actualidad, aunque cambien de orden. Si se descuenta a Johnson & Johnson (matriz del laboratorio Janssen y un gigante del consumo con 291.630 millones de euros de valor en Bolsa), Roche gana en volumen en el mercado (192.920 millones), seguida de Novartis (189.080 millones) y Pfizer (188.480 millones), con valores del pasado viernes.

Un mercado de medicamentos al alza

El negocio de estas compañías se mueve en un entorno de un mercado farmacéutico que sigue creciendo en todo el mundo, a pesar del contexto de contención de gasto en las economías occidentales. En el último año, el volumen de ventas de medicamentos alcanzó los 845.000 millones de euros en 2015, lo que supuso un alza del 9,5% respecto al año anterior, según los datos de la consultora especializada IMS Health.

Los importantes crecimientos en facturación de las terapias contra el cáncer, la diabetes, las enfermedades autoinmunes o la hepatitis provocan que el mercado siga creciendo, en parte debido al alto coste de estos medicamentos.

Precisamente Gilead, el laboratorio que más ha crecido en facturación en los últimos años gracias a sus fármacos contra la hepatitis C –con los conocidos medicamentos Sovaldi y Harvoni–, por primera vez cedió en facturación en este último semestre. La compañía estadounidense se dejó un 1,3% en ingresos debido fundamentalmente a la caída en las ventas de Harvoni en EE UU y Europa. Eso se puede deber a una moderación en los precios y a que una buena parte de los pacientes ya han sido tratados en esas regiones.

Entre los que más crecen en facturación hasta junio se encuentran GSK, Janssen (gracias a las áreas de oncología e inmunología) y Abbvie (en parte por el buen comportamiento de su antitumoral Humira). También BMS (Bristol-Myers Squibb) vivió un importante alza gracias a su terapia Opdivo –de inmunooncología–, así como Allergan, que vio cómo aumentaban las ventas de Botox.

Normas