Editorial

La esperada subida del turismo nacional

El año turístico con récord de visitantes que se está consolidando, y que superará a un 2015 ya histórico, dejaba hasta ahora el agridulce sabor de la recuperación del turismo interior pendiente. Según el INE, en los siete primeros meses del año se realizaron 56 millones de viajes en España, tanto de turistas nacionales como extranjeros, y se registraron 184 millones de pernoctaciones. En ambos casos es el máximo de la serie histórica iniciada en 1999. Pero a la evidencia de que el turismo extranjero iba bien (casi el 12% más de visitantes en el primer semestre que el año pasado), impulsado además por el trasvase de demanda hacia destinos españoles por motivos de seguridad geopolítica, se enfrentaban las dudas sobre la recuperación de la demanda nacional. Ahora, a los buenos datos de gasto y consumo que arrojó la contabilidad nacional del primer trimestre, y a la previsible confirmación de esa tendencia en el segundo, se unen los de ocupación hotelera hasta julio. Y estos sí corroboran que en los siete primeros meses del año los turistas nacionales realizaron la cifra más alta de desplazamientos de la serie histórica, mientras las pernoctaciones alcanzan el nivel de 2008, antes del estallido de la crisis. Es decir, los españoles han vuelto a poner los viajes entre sus partidas de gasto. Otra buena noticia para la industria hotelera, pero sobre todo para la recuperación.

Normas