Crónica de los mercados

Con una caída semanal del 3%, el Ibex sufre su peor corrección desde el 'brexit'

Operadores en el parqué de Wall Street.
Operadores en el parqué de Wall Street. REUTERS

Cuando la banca no sonríe, el Ibex se ve incapaz de aguantar una sesión en positivo. Las siete entidades que cotizan en el selectivo español tienen un peso de más del 26% y sus correcciones prácticamente aseguran retrocesos para el índice.

El viernes los bancos no tuvieron su día más brillante, con caídas que fueron desde el más del 2% que se dejó Santander, hasta el 1,13% que corrigió Bankia. Esta situación provocó un descenso del 1,16% en el selectivo español, lo que le llevó a perder la cota de los 8.500 puntos. Concretamente, al cierre de la semana bursátil, el Ibex 35 marcaba 8.450,6 puntos.

La causa hay que buscarla en las dudas que ha levantado entre los inversores la investigación a la cúpula de Monte dei Paschi por presunto falseamiento de sus cuentas. La entidad italiana pierde más de un 80% de su valor en lo que va de año y, con este nuevo traspiés, vuelve a abrir la caja de las esencias de la banca transalpina que, en pleno proceso de reestructuración, tanto daño ha hecho al sector en Europa.

IBEX 35 9.486,30 0,41%

Así, fueron los índices más poblados de entidades los que más corrigieron en la sesión del viernes. La mencionada caída del Ibex fue únicamente superada por la del Mib italiano, que se dejó un 2,1%. Menos severa fue la caída del resto de los grandes parqués como el Footsie británico, que cayó un 0,1%; del Cac francés, un 0,8% o del Dax alemán, que cedió un 0,5%. 

Con estos últimos descensos, el balance semanal no se salda, precisamente, de manera positiva. En las últimas cinco sesiones, ninguno de los principales índices del Viejo Continente pudo cerrar en terreno positivo. La más perjudicada fue la Bolsa de Milán, que se dejó un 4%, mientras que el Ibex retrocedió un 3%, ambos lastrados principalmente por el sector bancario. Y es que las entidades financieras europeas fueron unas de las que registraron el peor desempeño en Europa al dejarse más de un 3% en la semana. Junto a este sector, las aseguradoras, las utilities y las automovilísticas fueron los que registraron las mayores pérdidas.

Precisamente, los fabricantes de coches se vieron especialmente dañados hoy tras la rebaja que Goldman Sachs hizo sobre la recomendación de BMW, que pasó a neutral desde comprar. Según el gigante estadounidense, Goldman Sachs, todo el sector presenta dificultades para poder sostener los beneficios como consecuencia de la apreciación del euro, que ha provocado que sus exportaciones se vuelvan menos competitivas.

Y es que la moneda comunitaria está siendo uno de los quebraderos de cabeza de los mercados en los últimos tiempos. La debilidad del dólar, desencadenada tras la lectura de las actas de la Fed que invitan a pensar en que la máxima autoridad monetaria de EE UU retrasará nuevamente la subida de tipos de interés, ha provocado un fuerte repunte del euro. Pero el recorrido podría no quedarse ahí. El banco suizo UBS considera que la moneda única podría repuntar hasta los 1,16 billetes verdes.

Pero los vaivenes en el mercado de divisas quedaron muy lejos de la estabilidad que se registró en la renta fija. Y es que esta semana la rentabilidad del bono español a 10 años volvió a revalidar sus mínimos históricos, pese a que el viernes registró un ligero repunte, que la llevó hasta el 0,95%. Por su parte, la prima de riesgo marcó un nuevo récord, pues cayó de los 100 puntos básicos el jueves, el mismo día en el que se decidió la fecha de investidura de Mariano Rajoy. El diferencial entre la rentabilidad exigida al bono español a 10 años y su homólogo alemán no alcanzaba este un nivel desde abril de 2015, coincidiendo con la puesta en marcha del programa de compra de activos del BCE.

Normas