Gran distribución

El Corte Inglés reduce un 35% el consumo energético

Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés.
Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés.

El Corte Inglés informó el viernes que ha cumplido con los objetivos recogidos en su propio plan de medio ambiente para el periodo 2008-2015 con la reducción del consumo energético en un 35%, con una disminución de un 1,15% en los kilovatios hora por metro cuadrado en el último año.

En concreto, el gigante de la distribución española ha destacado que ha conseguido importantes reducciones en el consumo de materiales, energía y agua, así como en los aspectos relacionados con la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero y la gestión de residuos.

El pasado ejercicio, cuyos resultados se conocerán el próximo fin de semana, la compañía destaca las mejoras en el consumo energético con nuevas técnicas que permiten optimizar la calidad de la iluminación de la mercancía y de las instalaciones de frío comercial. En este último campo ha conseguido ahorrar hasta un 50% el consumo energético. Además, han puesto en marcha la iniciativa retrofit, que supone una mejora tecnológica de los muebles.

Respecto a la emisión de gases de efecto invernadero, las medidas adoptadas han permitido reducir las emisiones en un 31% en términos absolutos durante los últimos siete años, y sólo en 2015 ha significado la no emisión de 2.839,64 toneladas de CO2.

Además, El Corte Inglés ha aumentado la adquisición de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, lo que representa el 28% del total.

El Corte Inglés, además, colabora con diversos planes renove de electrodomésticos, calderas, aires acondicionados, bombillas, entre otros, que han supuesto importantes beneficios para el medio ambiente. En el último año ha aumentado la implantación de contenedores de reciclaje de pequeños aparatos electrodomésticos en los centros comerciales, lo que ha hecho que la recogida de estos aparatos haya aumentado hasta 19 millones de kilos.

El uso de agua cae más de un tercio

El plan de gestión sostenible del agua ha permitido reducir en 2015 un 3%, lo que supone una disminución de un 39% en los últimos siete años, gracias a diferentes medidas aplicadas en los distintos centros comerciales.

La empresa ha recordado que lleva a cabo disminuciones de consumo en diversos tipos de materiales como los embalajes, bolsas de plástico o cajas de envío de mercancía reutilizable y se han adoptado diferentes medidas, como por ejemplo la disminución de bolsas de un solo uso ofreciendo alternativas como las bolsas de papel.

En relación a la gestión de residuos, el grupo, por su extensa y variada actividad, genera diferentes tipos de residuos que requieren diferentes tratamientos, por lo que la eficiente gestión de los mismos permite reciclarlos, reconvertirlos en materia prima y destinarlos a nuevos procesos de fabricación. En el último ejercicio se han reutilizado o reciclado más de 48 millones de kilos procedentes de los residuos generados por la actividad comercial así como de los servicios prestados a nuestros clientes.

Normas