Cambios europeos en materia de marcas

El nuevo Reglamento persigue promover el uso de marcas en las pymes

Cambios europeos en materia de marcas

La Unión Europea ha publicado un nuevo Reglamento que modifica la directiva comunitaria sobre el registro de marcas y que pretende armonizar las leyes y procedimientos nacionales en relación con las marcas en todos los Estados miembros. Aunque no es obligatorio para iniciar una actividad empresarial, para una pyme puede ser conveniente registrar su marca, tanto por seguridad, como por motivos de imagen y refuerzo de ventas.

Según publica Herrero & Asociados en el número 52 de la revista ATA, los cambios más relevantes de la nueva normativa son la adaptación del registro de marcas a la nueva era digital y la mejora de las directrices para luchar contra la piratería. Así, se otorga una mayor protección al titular de la marca para conseguir la detención de mercancías en tránsito en la Unión Europea que incorporen su marca.

En cuanto a las tasas, la nueva regulación establece que se pagará una tasa oficial de solicitud o de renovación por cada una de las clases de productos y servicios en las que se quiera registrar, en lugar de las tres clases que comprendía hasta ahora la tasa básica. Para compensarlo, se han reducido hasta en un 25% tanto las tasas de solicitud, como las de renovación.

Otro aspecto importante de la reforma es la eliminación del requisito de representación gráfica de las marcas. A partir de ahora, las marcas podrán representarse en cualquier forma que se considere adecuada usando la tecnología disponible, siempre que dicha representación sea clara, precisa, autosuficiente, accesible, inteligible, duradera y objetiva.

El plazo para presentar oposiciones a las nuevas marcas internacionales será de tres meses y los titulares estarán facultados para impedir el uso por un tercero de un signo idéntico, siempre y cuando puedan probar que afecta a las funciones esenciales de la marca.

Por último, con la reforma, la marca comunitaria pasa a denominarse Marca de la Unión Europea y la Oficina de Armonización del Mercado Interior se sustituye por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Además, se crean las Marcas de Certificación de la UE que se unen a las marcas individuales y colectivas ya existentes.

Normas