Tribuna

‘Endowment’, estrategias de inversión para ganar

Los fondos de este tipo utilizan los vaivenes del mercado como oportunidad para adquirir inversiones estables a largo plazo a mejores precios

Vivimos tiempos revueltos, con gran volatilidad en los mercados bursátiles, inestabilidad política, bajos tipos de interés y en los que la deuda pública da señales de peligro. Si queremos hacer honor al refrán y conseguir la “ganancia de pescadores”, hay que buscar nuevas ideas de inversión.

La deuda pública, el mercado que tradicionalmente hacía de refugio, ya no se comporta como tal al ofrecer en su mayoría bonos con tipos de interés negativos. Esta no puede ya ser una opción para un inversor a largo plazo. Porque comprar bonos con rentabilidad negativa supone a largo plazo perder dinero, a no ser que alguien nos compre el bono en niveles todavía más negativos. Esto plantea la duda de si el inversor realmente está invirtiendo en renta fija o está especulando. Y de lo que podemos estar seguros es que aquellos pequeños ahorradores que, lejos de especular, compraron fondos de renta fija como valor seguro a medio o largo plazo, cuando el mercado se normalice, sufrirán pérdidas importantes.

En el mundo de la inversión profesional todo gestor tiene por objetivo ganar al mercado, si bien no se debe confundir una inversión que obedece a una fiebre cortoplacista o una moda, con una inversión a largo plazo. Seamos realistas: vivimos en una sociedad eminentemente cortoplacista; Gobiernos, el sector privado y las familias se mueven con objetivos de corto plazo.

De esta tendencia se han contagiado muchos gestores. Un ejemplo muy relevante es el de Pokemon Go. Ser un caso de éxito tan significativo, ha llevado a algunos gestores a comprar acciones ligadas a las nuevas tecnologías y los videojuegos, que piensan que seguirán en auge. De nuevo se han dejado llevar por el corto plazo, por la especulación.

No debemos perder de vista que el desarrollo sostenible de nuestra sociedad únicamente pasa por nuestra capacidad para perseguir y alcanzar objetivos a largo plazo. En la misma medida, aquellos inversores que buscan que su patrimonio crezca y se consolide a lo largo del tiempo, ineludiblemente buscarán gestores con una visión de inversión a largo plazo.

"Aquellos inversores que buscan que su patrimonio crezca y se consolide a lo largo del tiempo, ineludiblemente buscarán gestores con una visión de inversión a largo plazo"

En este sentido hay tendencias interesantes que han hecho historia en mercados tan importantes e innovadores como Estados Unidos y Canadá, aunque en Europa continental aún son grandes desconocidas. Es el caso de la gestión endowment, un modelo poco conocido en el Viejo Continente –pero de gran tradición en otras zonas– que busca asegurar ingresos y estabilidad a largo plazo.

El endowment fund es el conjunto de fondos recibidos, por ejemplo, en el caso de una fundación y que –separados de la gestión diaria– sirven para proporcionar beneficios y, por consiguiente, el desarrollo a largo plazo. En un lenguaje más coloquial, es un fondo constituido por una aportación inicial y que se gestiona por profesionales expertos del mundo financiero de manera que la rentabilidad conseguida año a año se destina tanto a financiar proyectos temporales como a acrecentar el patrimonio para seguir generando beneficios a lo largo de los años. No es un concepto nuevo; tiene más de 150 años de historia y ha demostrado un enorme éxito ayudando a instituciones americanas a comprometerse con desarrollos de muy largo plazo.

Las grandes fundaciones norteamericanas de Ford, Harvard y Yale son un buen ejemplo de gestión endowment. De media, durante los últimos 10 años, han obtenido una rentabilidad anualizada del 10,9%; 3,8 puntos superior al retorno generado por una cartera tradicional compuesta al 60% por renta variable americana y al 40% por renta fija, según Frontier Gottex.

En España todavía estamos lejos, pero es un buen momento para reflexionar sobre este tipo de inversiones en unos momentos tan complicados como el actual y dar a conocer estos modelos de éxito. Los fondos de inversión tipo endowment ligados a fundaciones, instituciones educativas, al mundo del arte y la cultura, son muy poco conocidos, pero presentan un modelo de inversión con una clara orientación de largo plazo. De hecho, existen gestores especializados que basan su estrategia de inversión en este modelo y que buscan preservar y hacer crecer la inversión a largo plazo de la misma forma que los endowment. En este tipo de inversiones es clave el objetivo de la inversión y el asset allocation a largo plazo.

Estos fondos no mueven sus carteras en función de los vaivenes del mercado, más bien utilizan estos movimientos como oportunidad para adquirir inversiones estables a largo plazo a mejores precios. Lo que sí hacen activamente es evitar pisar los grandes charcos. En su momento evitaron el mercado subprime y ahora estos gestores de largo plazo tienen un especial cuidado en cubrir el riesgo que supone el mercado de bonos con tipos de interés negativos, que supondrá perdidas muy importantes cuando los tipos se normalicen.

¿Y dónde ven ahora las oportunidades? Las carteras deben volver a dirigirse a lo que ha sido la inversión de siempre: buscando valor principalmente en activos reales (inmuebles, commodities, etc.) y en empresas estables y con valor a largo plazo, por supuesto a precios razonables.

María Vázquez es directora de Gestión Fondo Educativo.

Normas