Cuentas públicas

El alza del gasto sanitario complica el ajuste del déficit autonómico

El alza del gasto sanitario complica el ajuste del déficit autonómico Ampliar foto

La senda para reducir el déficit autonómico al 0,7% se complica. Las autonomías afrontan fuertes ajustes presupuestarios en un ejercicio en el que el gasto sanitario, que en algunos casos supone la mitad de su presupuesto, ha subido un 3,80%. Eso les obligará a meter la tijera en otras partidas.

Las comunidades autónomas cerraron el pasado ejercicio con un déficit del 1,66%, muy lejos del 0,7% previsto por Hacienda. No todas lo hicieron con el mismo desfase. Tres autonomías (Canarias, Galicia y País Vasco) sí lo cumplieron. Otras nueve (La Rioja, Andalucía, Navarra, Castilla y León, Madrid, Cantabria, Baleares, Asturias y Castilla-La Mancha) lo cerraron por debajo del 2% y otro grupo de cinco regiones (Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura y Cataluña) lo hicieron entre el 2% y el 3%. Estas cinco son las que más difícil lo tendrán para rebajar el déficit al 0,7% este año, más aún teniendo en cuenta que algunas de ellas han aprobado un incremento sin precedentes en el gasto sanitario.

Esa partida sube un 12,6% en Aragón, intervenida por impagar a sus proveedores

Así queda reflejado en la memoria socieconómica del Consejo Económico y Social (CES), en la que se muestra como el gasto en tres de esas comunidades (Aragón, Comunidad Valenciana y Murcia) crece muy por encima de la media. En concreto, el mayor incremento corresponde a Aragón, con un avance del 12,61%, seguida por la Comunidad Valenciana (7,58%) y Murcia (5,94%), lo que les resta margen de maniobra para ajustarse a los límites impuestos por Hacienda. Especialmente delicado es el caso de Aragón, que es una de las autonomías, junto a Extremadura, que fue intervenida de facto por Hacienda al incumplir reiteradamente los plazos de pago que marca la ley para el pago a proveedores. La decisión, que se adoptó el pasado mes de abril, supuso la comunicación oficial de que se les iba a retener fondos del sistema de financiación. En esa misma fecha se enviaron advertencias en ese sentido también a la Comunidad Valenciana, Baleares, Cataluña o Madrid.

El comportamiento entre las autonomías cumplidoras (Canarias, País Vasco y Galicia) ha sido dispar. En las dos primeras apenas ha subido (un 0,37% y un 0,80% respectivamente), mientras que en el caso de Galicia, repunta un 18,71%, siendo la autonomía en la que más creció esta partida. Una razón que justifica este crecimiento es que es tiene el segundo gasto por habitante más bajo entre las autonomías (1.083 euros), solo por encima de Andalucía (1.007).

Si el gasto sanitario se mide por el gasto por habitante, las diferencias son todavía más importantes. Las economías que más presupuesto tienen que destinar para cubrir las necesidades sanitarias de sus ciudadanos son País Vasco (1.584 euros per capita), Navarra (1.457) y Asturias (1.423 euros). En el otro lado aparecen Andalucía (1.007 euros) y Galicia (1.083). Entre la que más y la que menos gasta por habitante, la diferencia es del 50%. Esa brecha se debe, según reconoce el CES, a la edad media de la población, como en el caso de Asturias, y a la dispersión geográfica de los habitantes, como sucede en País Vasco o Navarra.

Estatus socioeconómico

La memoria del CES también muestra la relación que existe entre el gasto sanitario y el estatus socioeconómico de las familias. Así pone como ejemplo las dificultades de acceso de algunos hogares a la asistencia bucodental, que es ofrecida a través de los seguros privados, ya que la atención pública tan solo cubre servicio básicos. “En los hogares más cualificados, la falta de asistencia por motivos económicos apenas alcanza el 4%, mientras que en los menos cualificados supera el 25%”, remarca.

Otro de los retos que tienen que abordar en el corto plazo las autonomías es la reducción de las listas de espera para atención quirúrgica, ya que en el último ejercicio volvieron a crecer tanto el número de pacientes afectado como el tiempo de espera para ser atendidos.

Normas