Pequeños gigantes

La ingeniería que crece como una ‘startup’

Clerhp, que despegó con fondos de ‘business angels’ y Enisa, se afianza en Bolivia y extiende a Paraguay y Brasil.

El proyecto de La Riviera Beauty Plaza, en la imagen cuando aún estaba en construcción, abrió las puertas del mercado boliviano a Clerhp. Consta de una torre y un centro comercial.
El proyecto de La Riviera Beauty Plaza, en la imagen cuando aún estaba en construcción, abrió las puertas del mercado boliviano a Clerhp. Consta de una torre y un centro comercial. Clerhp

No trabaja con aplicaciones móviles ni comercio electrónico, sino con hierro y hormigón, pero la evolución de la ingeniería Clerhp recuerda a la de las startups, con sus socios prestando fondos a padrinos inversores a cambio de una participación en la empresa y tomando incluso un préstamo de Enisa.

“Nos saltamos la fase del capital riesgo y fuimos directamente al MAB, pero sí, hemos vivido una experiencia igual a la de las empresas tecnológicas, solo que la nuestra es una ingeniería”, concede Juan Andrés Romero, consejero delegado de Clerhp.

A raíz del colapso del sector inmobiliario en España, los hermanos Romero Hernández, Juan Andrés, arquitecto, y Pedro José, aparejador, salieron a buscar oportunidades en América Latina. El primer intento lo hicieron en Brasil, país que en ese momento, 2011, se había puesto de moda por el fuerte crecimiento de su economía y que acababa de ganar la sede del Mundial y las Olimpiadas.

Sin embargo, la llamada ganadora vino de uno de los países más pobres de la región. “Estábamos por empezar en Brasil cuando un amigo nos llamó de Bolivia para preguntarnos si podíamos rediseñar la estructura de un edificio en Santa Cruz de la Sierra”, recuerda.

El cálculo se realiza en Murcia y la obra civil, en Santa Cruz de la Sierra

El proyecto en cuestión era La Riviera, una torre de 30 plantas ubicada en un centro empresarial que presentaba deficiencias de cálculo estructural. Era un momento delicado para el sector, pues meses antes, otro edificio, el Málaga, se había derrumbado en plena obra, matando a 15 personas, y las promotoras inmobiliarias buscaban recuperar la confianza de los clientes.

Los Romero, expertos en estructuras de hormigón armado, reformularon el proyecto y propusieron a Con4t, promotora de La Riviera, el uso de 29 losas reticulares que conferirían a la torre mayor resistencia a las vibraciones producidas por la fuerte carga de viento a la que estaría sometida. Con4t, firma del constructor holandés Peter Verschuren, aceptó y contrató sus servicios a finales de 2011. Las obras se iniciaron en junio de 2012.

El edificio de viviendas de lujo, que tiene un centro comercial en la planta baja, se entregó a mediados de 2014 tras pasar una auditoría técnica que certificó la seguridad de la estructura. La inspección fue realizada por la ingeniería chilena Sirve, una spin-off de la Pontificia Universidad Católica de Chile. “La Riviera fue nuestra puerta de entrada al mercado boliviano”, destaca Romero.

Los hermanos aparcaron momentáneamente sus proyectos en Brasil y se centraron en Bolivia, en particular en Santa Cruz de la Sierra, ciudad que desde entonces vive un boom inmobiliario. En la misma zona donde se encuentra La Riviera, la cadena Marriott está levantando un hotel de cinco estrellas y Radisson inaugurará otro este mes. También se están construyendo centros comerciales, condominios y edificios de oficinas.

Para penetrar más rápido en el mercado, los Romero optaron por constituir una filial, pero manteniendo el centro de cálculo en España. De este modo, la subsidiaria realizaría toda la labor comercial y constructora, con subcontratas y mano de obra local, mientras que las tareas de diseño e ingeniería las efectuarían técnicos españoles en Murcia, su ciudad de origen.

Tanteando el mercado español

Clerhp
Juan Andrés Romero, presidente y socio fundador, y Alejandro Clemares, vicepresidente. Clerhp

Hasta ahora, el íntegro de los ingresos de Clerhp ha provenido de su negocio exterior. Romero desestima que el carecer de una mínima base local suponga un riesgo, considerando que el sector en España no está en su mejor momento.

Aun así, el ligero repunte de la demanda y el freno en la caída de los precios de la vivienda los ha animado a tantear el mercado español.

El modelo implicaba recaudar fondos para constituir un holding en España del que dependiese la filial. Como aquí “no hubo forma de financiarse por la vía tradicional”, optaron por organizar rondas de financiación al estilo de los emprendedores tecnológicos.

De ese modo consiguieron el respaldo de tres business angels españoles que inyectaron 241.000 euros en dos series: 121.000 en la primera y 120.000 en la segunda.

A estos fondos se sumaron después tres préstamos participativos de Enisa (otra fuente de financiación habitual de las startups), de 200.000 euros cada uno. Fue así como surgió Clerhp Estructuras.

En los siguientes años se hizo un nombre en el mercado cruceño con proyectos como el edificio de apartamentos Omnia Lux –reconocido por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Privada de Santa Cruz como obra arquitectónica más destacada de 2014– y el Urubó Business Center, complejo de oficinas que integra el hotel Radisson.

De allí se expandieron a La Paz, en 2014, y este año, a Asunción, en Paraguay. “Más que en países, nos fijamos en ciudades con un crecimiento poblacional y económico muy explosivo”, aclara Romero. Es el caso de Asunción, mercado al que entraron en abril pasado por medio de la compra de una constructora local por la que desembolsaron 135.200 euros.

El empresario refiere que se trata de la capital de un país con una población muy joven –“la edad media es 25 años”– y un déficit habitacional que se estima alcanzará los 1,5 millones de viviendas en 2020 y que, además, se encuentra a solo media hora en avión de Santa Cruz.

La compañía, que salió al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en marzo pasado, se apresta a retomar sus planes en Brasil, “un mercado con una burocracia descomunal y que supone una barrera de entrada muy grande, pero que también es una ventaja para el que ya está ahí”, comenta, en alusión a la filial que abrieron en Natal en 2011, pero que nunca pasó de cumplir un rol puramente comercial. Ahora, en cambio, tiene varios contratos en ciernes.

Un beneficio de siete céntimos por acción

MAB
La empresa debutó en la Bolsa de Madrid el 10 de marzo pasado al precio de 1,27 euros. Es la tercera ingeniería que cotiza en el MAB después de Euroconsult y Ebioss Energy. Clerhp

A fin de darle mayor visibilidad a la empresa, los socios de Clerhp decidieron sacarla a Bolsa. “El operar como una empresa pública te facilita la captación de talento y el acceso a financiación más barata”, explica Juan Andrés Romero. “Además, la transparencia [a la que se ven obligadas las cotizadas en la publicación de sus cuentas] le da más seguridad a los clientes”, añade.

Clerhp debutó en el MAB el pasado 10 de marzo tras una ampliación de capital de 1,05 millones de euros. La ingeniería obtuvo una valoración inicial de 12,8 millones y salió al precio de 1,27 euros por título.

Ese primer día cerró a 1,4, valor en el que se ha mantenido y que, según los resultados de 2015, corresponde a un beneficio de siete céntimos por acción.

Datos básicos

Torres Geranios
Clerhp diseñó y levantó estas dos torres gemelas, de 17 plantas cada una, para la promotora Inverit, uno de sus principales clientes en Santa Cruz de la Sierra. Clerhp

Resultados
En 2015, la empresa duplicó sus ganancias de los 368.000 a los 617.000 euros. Asimismo, incrementó su facturación un 34%, desde los 3,5 millones a los 4,7 millones. “Todo viene del extranjero, donde este año vamos a crecer sensiblemente”, afirma Juan Andrés Romero, consejero delegado. Gracias a estos resultados, el grupo ha reducido el peso de su deuda financiera, que hoy equivale a la mitad de su patrimonio acumulado.

Origen del nombre
Clerhp es el acrónimo de los socios fundadores, los hermanos Romero Hernández, y los padrinos inversores que patrocinaron su creación: Alejandro Clemares, Antonio Acisclo Ramallo Díaz y Félix Ángel Poza Ceballos. Clemares es, además, vicepresidente del grupo. Los Romero controlan el 48% de las acciones a través de la sociedad Rhymar Proyects Developer.

Modelo financiero
La firma diseña y ejecuta estructuras para edificios de gran altura y complejidad. A pie de obra, aporta la tecnología y los equipos y el personal técnico, mas no los obreros, que corren por cuenta de la constructora. La empresa solo factura por los servicios que presta y deja que sea el cliente (el promotor inmobiliario) el que contrate a los proveedores. De este modo, Clerhp puede controlar el nivel de riesgo que asume, ya que limita la posibilidad de impago y el endeudamiento con los proveedores.

Normas