Refinanciación del grupo de ingeniería

Abengoa cierra el acuerdo con los 'hedge funds' para salvarse con 655 millones

El presidente de Arcelor Mittal en España pilotará la reestructuración

Los acreedores que no participen en el rescate sufrirán una quita del 97%

Abengoa
Una de las plantas solares de Abengoa. Reuters

El plan reformulado ya tiene nombres, apellidos y decimales. Abengoa ha comunicado a la CNMV un acuerdo con 10 hedge funds para inyectar 655 millones de euros nuevos y refinanciar los 515 millones que la compañía de ingeniería ha recibido desde septiembre del año pasado de bancos y fondos.

Los rescatadores finales son Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon, Centerbridge, D. E. Shaw, Elliott Management, Hayfin Capital, KKR Credit, Oaktree y Värde. Ellos serán los que se hagan cargo de los 1.170 millones que deberán refinanciarse y controlarán el 50% del capital. Este préstamo, a cuatro años, está dividido en tres tramos y tendrá preferencia al estar garantizado por diferentes activos. Las acciones de Atlantica Yield y la planta de cogeneración AT3 en México respaldarán el tramo de mayor tamaño (945 millones) y el negocio de ingeniería, el segundo de ellos.

Abengoa también recibirá 307 millones de euros en avales, que serán dispuestos por los bancos que forman parte del comité negociador: Santander, Bankia, CaixaBank, Popular y Crédit Agricole. Estas entidades, y otras que pueden entrar a formar parte de las avalistas, recibirán a cambio el 5% del capital. Entre las entidades que podrían participar en los avales están el ICO y Cesce, que deberán contar con el visto bueno de la Comisión de Asuntos Económicos del Gobierno.

Los dueños de los alrededor de 8.000 millones de deuda antigua -esencialmente, entidades financieras y agencias públicas- tendrán dos posibilidades. La primera es asumir una quita del 97% del importe inicial y recibir el 3% en los siguientes 10 años. La segunda consiste en entrar en el plan de rescate y capitalizar el 70% de los créditos, lo que les daría derecho a recibir hasta el 40% de la nueva Abengoa.

Las claves del rescate

Inyección de 1.170 milones en préstamos, 655 nuevos y otros 151 refinanciado las inyecciones de liquidez de los últimos meses.

Los 10 fondos que aportan el dinero se quedarán con la mayoría del capital, y sus préstamos estarán garantizados por activos.

Nuevas líneas de avales por 307 millones,

Reestructuración de la deuda actual (8.000 millones) con quita del 97% o bien canjeando por deuda con quita del 30%.

Dilución del 51% al 5% de la participación de los Benjumea.

Si los actuales acreedores optan por la segunda opción conservarán además el 30% restante de sus créditos, que se les pagará en un plazo que oscilará entre los 66 y 72 meses, con posibilidad de prórroga hasta en 24 meses adicionales y un interés del 1,5% anual. La deuda será junior (con peor situación de cara a su pago en caso de problemas) o sénior (en los primeros puestos de la lista en caso de que exista alguna contingencia) en función de que el acreedor colabore o no con los avales.

El pacto incluye la posibilidad de que la deuda antigua que sea determinada como junior sufra una quita, nunca superior al 80%, si el pasivo denominado “preexistente” superase los 2.700 millones de euros. El objetivo, por tanto, es que la nueva Abengoa tenga una deuda total que no supere los 4.000 millones de euros.

Los actuales accionistas, con los Benjumea a la cabeza con un 51% de los derechos políticos y los 50.000 pequeños inversores, se quedarán con un 5% del capital. En caso de que todos los créditos se paguen en tiempo y forma, tendrán otro 5% en los próximos ocho años.

Según los términos del acuerdo, Abengoa someterá a la junta de accionistas la propuesta de unificar sus dos tipos de acciones existentes, si bien, no será una condición necesaria para el acuerdo. Para que el acuerdo tenga validad legal, debe ser ratificado por dueños de al menos el 75% de la actual deuda de Abengoa. El próximo martes 16 de agosto a las seis de la tarde se presentarán todos los detalles del plan.

La compañía ha designado además a Gonzalo Urquijo, presidente de ArcelorMittal España y miembro del consejo de Gestamp, como asesor independiente del consejo hasta la implementación del plan de reestructuración.

  • Nuevas conversiones de deuda y acciones

Anteriormente, la firma había comunicado a la CNMV la conversión en acciones de 400 millones de euros en bonos canjeables que vencían en 2019 y pagaban un 6,25%. La operación ha supuesto la emisioón de 204.000 nuevas acciones de clase B. En paralelo, otras 167.000 acciones de clase A (las que tenían más derechos políticos) se han converito en clase B, con lo que la firma ha aumentado capital en 371.000 títulos.

Normas