Crisis bursátil del grupo constructor

OHL tiene hipotecadas todas sus acciones en Abertis por 539 millones en créditos

OHL tiene hipotecado el 4,43% de Abertis en favor de un crédito de 266 millones; el grupo de autopistas garantiza otros 273 millones, aunque en este caso sin triggers.

OHL
El fundador de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir. Efe

El batacazo en Bolsa de OHL es sideral y también el de sus bonos. Los resultados semestrales encendieron la mecha de un intenso ataque bajista que se salda con una descenso del 57% en el año en curso. Moody’s añadió leña al fuego la semana pasada, tras hundir su calificación en el bono basura y avisar de que su deuda bruta con recursos a la matriz entre el ebitda con recursos [el consolidado menos el ebitda de las concesiones] se situó en casi 14 veces a cierre de junio.

Al concluir el primer semestre, el grupo fundado por Juan-Miguel Villar Mir contaba con una participación del 6,93% en Abertis, valorada en 877 millones, considerada uno de sus balones de oxígeno en caso de problemas.

En una conferencia con analistas, directivos de OHL señalaron que podría disponer de ese porcentaje a partir del mes de diciembre. Pero en el informe de entre enero y junio, consta que todas sus acciones del grupo de autopistas que preside Salvador Alemany están hipotecadas en favor de dos créditos.

Uno de OHL Concesiones por 266,1 millones de euros, en los que existe un umbral de cotización de Abertis que implicará la aportación de garantías adicionales. Ese nivel es denominado en la jerga financiera un trigger. OHL no informa de cuál es esa cota en su último informe. En mayo de 2015 se situaba en 15,105 euros por título, y que, al ser perforada, obligó a la compañía a aportar 91,3 millones de euros en efectivo. Con todo, la acciones que garantizan el crédito están valoradas en 560 millones. El colchón es importante, pues el importe del crédito respecto al valor de las acciones (loan to value, en la jerga) es del 47,5%. Por esta financiación, que vence en 2019, paga el euríbor a tres meses –ahora en el –0,3%– más un 4%.

Los bonos de la firma continúan bajo presión

Los tres bonos de deuda corporativa de la compañía siguen ofreciendo altos rendimientos, tras haberse disparado desde la presentación de resultados del primer semestre. Estos se encuentran entre el 14,9% y el 18,2%. Eso lleva a que estas emisiones figuren con importantes descuentos de hasta el 40%.
La compañía vivió ayer además el final de su respiro en Bolsa tras tres jornadas sin caídas. El valor de OHL cerró la sesión con una caída del 4,6%, hasta los 2.25 euros por título. Desde la presentación de resultados el título de la constructora se ha depreciado casi un 40%. El grupo controlado por Villar Mir ha sufrido un aumento de las presiones bajistas de los fondos. El último en ampliarlas fue ayer Marshall Wace que alcanzó el 1,01% de las acciones con esta apuesta a corto. La empresa tiene el 7,5% del capital en esta situación.

OHL 0,60 -0,99%

OHL también tiene otro crédito en su filial de concesiones respaldado por el 2,5% adicional que controla en Abertis por 272,9 millones de euros. En este caso, el porcentaje del grupo de autopistas está valorado en 316 millones de euros y no hay trigger. Este préstamo expira entre agosto del próximo año y octubre de 2018 a través de 52 tramos.

A estos dos créditos que el grupo que preside Juan Miguel Villar-Mir tiene ligado a acciones de Abertis, había que sumar a cierre del primer semestre otro con garantía de acciones de su filial OHL México, que ascendía 169 millones de euros. La hipoteca en este caso alcanzaba casi el 30% de los títulos de la firma mexicana.

Sin embargo, la desinversión de julio en Abertis, donde se desprendió del 7% de los títulos por unos 815 millones de euros, sirvió también para liquidar sus créditos ligados a más acciones de la empresa de infraestructuras. En concreto, se quitó 421 millones de créditos de OHL Concesiones; antes de la amortización anticipada, el porcentaje de Abertis comprometido ascendía al 11,43%, por un crédito de 875 millones de euros. También amortizó los 169,5 millones de euros de un crédito con triggers que a cierre del año contaba con la garantía de OHL México.

Con todo, el grupo informa que tiene otros 400 millones de euros de financiación con la garantía de alrededor de un 17% de su filial mexicana. Pero en este importe tampoco existe riesgo de trigger. Es decir, no tendrá que aportar más garantías si la acción de OHL México perfora determinada cotización. La compañía reconoció recientemente a la CNMV que estaba en negociaciones con un fondo de capital riesgo para realizar una opa de exclusión de Bolsa de su filial mexicana.

Además de reducir deuda, los fondos adicionales por la venta del 7% de Abertis (con plusvalías de 110 millones), OHL inyectó 212,4 millones a su filial de concesiones para “su crecimiento en las nuevas adjudicaciones en Chile, Colombia y Perú”. OHL informa de que hay un 39,9% de acciones de su filial de México sin pignorar.

En los últimos 12 meses, según informaba la compañía, OHL ha logrado reducir en un 78% la financiaciones no avalada por la matriz con garantía en otras cotizadas (Abertis y OHL México) con triggers, pasando de 1.226 millones en 2015 a 266 en junio. La deuda bruta de la empresa ascendía a cierre de junio a 5.410 millones de euros, de los que 1.431 están garantizados por la matriz.

El grupo explica que este ejercicio tiene vencimientos de deuda garantizada por la matriz por 223 millones de euros;por 160 en 2017; por 100 millones, en 2018; por 230 millones en 2020; por 400 millones en 2022;y por 317 millones en 2023.

Normas