Redes Sociales

Zuckerberg se ‘venga’ y lanza su propio Snapchat

Instagram ofrece una nueva actualización para compartir fotografías con 24 horas de caducidad

Snapchat
Usuarios de Instagram tomando fotos en el Lago Este en China. Getty Images

Después de la compra frustada de Snapchat por Facebook hace tres años, Mark Zuckerberg ha esperado hasta este miércoles para vengarse y continuar en su intento por conquistar a las audiencias más jóvenes. Con esta finalidad, Instagram lanza ahora una nueva actualización que permite compartir fotografías y vídeos de 10 segundos que desaparecerán a las 24 horas. El apartado se llama Historias y cuenta con muchas de las particularidades de la red social como la posibilidad de escribir en las propias imágenes y añadir dibujos.

Situada en una barra en la parte superior de la aplicación, Instagram Sotiries ofrecerá una lista de los seguidores y cuentas más activas que hayan actualizado su historia ese día y marcará con un anillo morado las más recientes. Una vez que el usuario decida ver la historia de otro, deberá presionar en su icono y los vídeos e imágenes que haya compartido durante en las últimas 24 horas aparecerán de forma consecutiva. Para pasar a la historia de otro perfil, el usuario deberá desplazar el dedo hacia la izquierda. Se trata exactamente del mismo mecanismo que Snapchat.

A diferencia de esta red social, el usuario no puede decidir el tiempo que sus seguidores pueden ver cada fotgrafía que comparte. La privacidad de Instagram Stories también difiere de la de Snapchat: solo los seguidores pueden ver el contenido de un perfil y este puede elegir con cuáles de sus ciberamigos quiere compartir su historiasiempre que se seleccione el apartado “oculta”. Además, Instagram permitirá que el usuario descargue las fotos de Historias y las postee en la red habitual.

 “Instagram ha sido una aplicación donde compartir los momentos del día que quieres recordar. Ahora puedes hacerlo con todo lo que te pasa entre medias”, comenta la red social en una entrada de blog en la que anunciaba el nuevo lanzamiento. La compañía sostiene que con esta nueva aplicación pretenden que los usuarios posteen tanto como quieran durante el día sin sobrecargar el timeline de sus seguidores.

No es la primera vez que el imperio de Facebook buscaba hacerse con el modelo de imágenes y vídeos autodestruíbles. Los 3.000 millones de dólares (2.684.548.108 millones de euros) que Mark Zuckerberg puso encima de la mesa en 2013 no fueron suficientes para hacerse con Snapchat que, en aquella época, tenía aún muy cercanos sus inicios como start up.Sus fundadores —Bobby Murphy y Even Spiegel—, que no superaban entonces los 24 años, se negaron a desprenderse de la compañía que fundaron como estudiantes de Stanford en 2011.

Desde 2013 –cuando era la app revelación en EE UU– Snapchat ha aumentado de 3 a 125 millones su número de usuarios, que reproducen unos 10.000 millones de vídeos al día. En este tiempo, la red social ha completado los mensajes privados entre usuarios con el apartado ‘Mi Historia’, donde los usuarios pueden publicar contenidos para todos sus seguidores, y ha permitido publicar vídeos además de fotos. Después, abrió la red social al contenido de los medios de comunicación con el apartado Discover y el pasado 7 de julio comenzó a tener memoria: habilitó un apartado donde se pueden recuperar fotos o vídeos anteriores.

El intento de compra se enmarcó en la ambición de Facebook por hacerse con su competencia en las redes sociales y tratar de estar presente allí donde estuviesen los usuarios más jóvenes. Zuckerberg, que venía de adquirir Instagram por 1.000 millones de dólares en 2012, hizo la mayor oferta de su historia por Snapchat. La superó la compra en 2014 de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp por 21.800 millones de dólares.

El lanzamiento de Instagram Stories llega en un momento especialmente dulce para Facebook. La compañía triplicó su beneficio al cierre del tercer trimestre e ingresó en ese periodo de tiempo unos 5.825 millones de euros, un 60% más que en el año pasado. En estos últimos tres meses esta red social ha creado su propio Periscope –aplicación para emitir vídeos en directo–, Facebook Live. Zuckerberg fijó entonces el vídeo como el próximo objetivo. Instagram Stories es la primera piedra.

Normas
Entra en El País para participar