Reunión del CAT

Meliá se asoma a la puerta del Ibex después de 13 años

Meliá se asoma a la puerta del Ibex después de 13 años

El pasado 18 de julio, FCC dejó un hueco en el selectivo español que parece que no volverá a ocupar. El resultado de la opa que Carlos Slim lanzó sobre la constructora, de la que pasará a controlar finalmente el 60%, ha dado más peso a la opinión de los analistas, que consideran que el free float de la compañía queda en unos niveles poco atractivos para el índice de referencia de la Bolsa española, un lugar que lleva ocupando desde 1992, prácticamente desde la creación del selectivo.

Mañana, el Comité Técnico Asesor (CAT) del Ibex volverá a reunirse para decidir si FCC queda excluida definitivamente del parqué español. La opa, que se ha saldado con éxito, ha alterado la trayectoria bursátil de la compañía, que ahora estaría a un paso de cotizar en el Ibex Medium Cap, puesto que su free float queda por debajo del 14%, según Bankinter. Así, con este porcentaje de acciones en circulación en el mercado, a la constructora se le complica su vuelta al selectivo. Aunque los expertos se muestran cautos hasta que se conozca la decisión del CAT, lo cierto es que la mayoría ya han realizado sus apuestas para ver quién devolverá el número 35 al Ibex. En las quinielas de los analistas figuran tres candidatas:Meliá, BME y Ebro Foods.

Sin embargo, solo una podrá escalar hasta el índice de referencia de la Bolsa española y, entre ellas, la hotelera es la que se perfila como ganadora. Meliá, que ya cotizó en este parqué entre los años 1997 y 2003 como Sol Meliá, lleva 13 años fuera del Ibex. Su gran potencial, un sector en auge del que forma parte y el volumen de negociación en Bolsa son tres de los puntos que hacen atractiva a la compañía. Pese a ello, BMEy Ebro Foods se sitúan muy cerca de la misma, ya que la decisión final del CAT se basa fundamentalmente en la liquidez de las candidatas y todas ellas cumplen con los requisitos de entrada. Las tres cotizadas, cuya capitalización media ha superado el 0,3% del market cap promedio del Ibex –el primer requisito a cumplir–, cuentan con un volumen de negociación acumulado de más de 1.000 millones de euros en dicho periodo. Sin embargo, la hotelera es la que encabeza la lista en términos de liquidez, pues en los últimos seis meses ha sumado más de 1.500 millones de euros, por encima de los 1.122 de BME y de los 1.046 millones de Ebro Foods, según un informe de Renta 4.

“En términos de volumen, Meliá podría situarse a la altura de compañías como Atresmedia, Indra, Cellnex o Prosegur”, apunta Borja Rubio, analista de XTB, quien señala que el criterio de liquidez es el que más pesa a la hora de decidir la composición del Ibex, incluso más que el de capitalización.

De ser así, y siempre que FCCabandone el selectivo español, Meliá volvería 13 años después en un momento en el que goza de un exitoso recorrido bursátil. Y es que la hotelera ha pasado de cotizar de los 2,5 euros en el año que abandonó el índice de referencia de la Bolsa española a los 10 euros a los que se ha situado el precio de sus títulos en las últimas jornadas. Además, si finalmente la compañía da el salto al parqué, los expertos auguran un mejor comportamiento. “Los valores que cotizan en el Ibex tienen, por lo general, una mayor visibilidad, algo que les suele beneficiar”, comenta Carolina Morcos, analista de Renta 4. La experta señala, además, que las perspectivas para el sector turístico español son “buenas, por lo que también este factor le puede ayudar”. Por ello, la mayoría de los analistas consideran que las últimas acciones terroristas, pese a ser perjudiciales para este sector, no van a suponer un impacto negativo para las cuentas de Meliá. De hecho, el consenso de analistas le otorga un potencial del 85,7%. “Los atentados suponen un factor de incertidumbre para las aerolíneas y para las cadenas hoteleras, impactándoles en mayor o menor medida en función de la ubicación de sus hoteles”, señala Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank, quien, no obstante, asegura que en el caso de Meliá, “una buena parte de sus hoteles está en España, por lo que el impacto podría ser inferior al de otras hoteleras con intereses más cercanos a los últimos ataques”.

Pese a que Meliá cuenta con todos los requisitos para entrar en el selectivo, los inversores todavía tendrán que esperar hasta que mañana los miembros del CATdecidan si FCC deja un puesto libre en el parqué. “Slim ha conseguido con la opa hacerse con un 25,66% adicional al que ya tenía, por lo que su porcentaje de participación se acerca al 60%. Esto, unido al 20% que conserva Esther Koplowitz, hace que FCC quede con un free float reducido”, sostiene Torre. La compañía, que desde el pasado mes de marzo ha visto prácticamente paralizada su cotización al mismo precio al que Slim lanzó la oferta pública de adquisición (7,5 euros), podría ser la tercera constructora –tras OHL y Sacyr– que sale del selectivo en lo que va de año. Si FCC acaba abandonando el Ibex, Meliá volvería para devolver al turismo representación en el parqué.

Sea como sea, todavía queda por confirmar la decisión del CAT. Y es que, pese a que todo apunta que el hueco de la constructora será ocupado por un nuevo valor, la historia del Ibex demuestra que empresas en su misma situación han mantenido su puesto en el selectivo. “Pese a que ahora FCCcuenta con un free float reducido, hay casos de compañías similares que han estado dentro del Ibex 35”, explica Torre.

Normas