Retribución al accionista

Los seis valores con la rentabilidad por dividendo más jugosa

El pago del cupón es un caramelo para los inversores ante la ausencia de alternativa para obtener unos retornos activos

Los seis valores con la rentabilidad por dividendo más jugosa

La elevada rentabilidad por dividendo de algunos valores deslumbra a los inversores. Sin embargo, los expertos recuerdan que la debilidad que sufren las cotizaciones favorece la rentabilidad por dividendo ya que esta ratio relaciona el precio de la acción con el dividendo. Es decir, cuanto más caiga una acción mayor es su rentabilidad por dividendo. Por ello, el mensaje reiterativo de los expertos pasa por mirar no solo la cuantía del pago sino la capacidad que tiene la empresa en cuestión para seguir pagandolo de manera constante y creciente en el tiempo.

Telefónica
Telefónica ostenta la primera posición con una rentabilidad por dividendo del 8,5%. Y es que la retribución al accionista de la operadora ha sido siempre un gancho para los accionistas. El nuevo presidente, José María Álvarez-Pallete tiene el reto de mantener una atractiva política de pagos al inversor sin que esto pase factura al endeudamiento de la compañía.

Álvarez-Pallete se ha comprometido a mantener intacto el dividendo que permanece en los 0,75 euros por acción desde 2014. El pasado 19 de mayo la empresa abonó 0,40 euros en efectivo con cargo a las cuentas de 2016. El segundo pago, de 0,35 euros, lo dará en noviembre y este a través de scrip dividend.

En los últimos tiempos ha sido muy cuestionada la retribución al accionista de la operadora ante la abultada deuda. La venta de 02 era la esperanza que tenía puesta la compañía para reducir su nivel de apalancamiento, pero el veto de la Comisión Europea ha impedido a la empresa ingresar 13.000 millones de euros.Ante esto muchos barajan la opción de que Telefónica amplíe el scrip dividend o que en su defecto efectúe una reducción del dividendo.

Saeta
En su corta trayectoria en Bolsa -se estrenó en febrero de 2015- Saeta ha logrado escalar a los primeros puestos del ránking de rentabilidad por dividendo de la Bolsa española gracias a su atractiva política de retribución al accionista que es del 8,36% estimada para 2016 y del 8,8% para 2017, según datos de FactSet facilitados por Link Securities.

La compañía además, cuenta con un elevado potencial de revalorización del 23% y eso que en lo que llevamos de año avanza alrededor del 5% y desde mínimos de febrero recupera más del 62%. El valor es uno de los favoritos de la firma Link Securities, que señala que uno de los puntos en contra que tiene es el escaso número de firmas de Bolsa que hacen una cobertura del valor.

El consenso de Bloomberg lo componen siete firmas de análisis. El 87,5% de las mismas recomienda comprar mientras que el 12,5% lo tiene en mantener y ninguno aconseja vender.

BME

El operador de la Bolsa española acaba de cumplir diez años en el parqué. Si por algo se caracteriza esta cotizada es por el mimo a sus accionistas. Además de contar con una de las mejores rentabilidades por dividendo (6,93%) dispone de uno de los pay out (porcentaje del resultado que distribuye entre sus accionistas) más elevados de la Bolsa españolas (93%).

Esto último se debe a la baja intesidad inversora de la compañía, algo que podría cambiar, según los expertos, como reacción a la fusión de la Bolsa de Londres y la de Alemania. Con cargo a las cuentas de 2015, BME repartió 1,93 euros por acción. De este importe, 0,93 euros corresponden un pago complementario. El reto de la firma se centra en recuperar el dividendo extraordinario que suprimió en 2014.

El departamento de análisis de Bankinter ha reducido su exposición a la compañía “ante la expectativa de un menor volumen de contratación durante los próximos meses”. No obstante, siguen manteniendo una opinión positiva gracias, precisamente, a la elevada rentabilidad por dividendo y a que cotiza a múltiplos atractivos.

Endesa
Hace apenas dos semanas que la eléctrica presidida por Borja Prado ha repartido 662 millones de euros en uno de los dos dividendos que paga al año. La eléctrica está abonada a los primeros puestos del ranking de rentabilidad por dividendo con un 6,39% para 2016 y un 8,6% para 2017, ambas estimadas.

Durante la última junta, la compañía reafirmó su compromiso con los accionistas reiterando su política de dividendos. Recientemente, la eléctrica ha pasado a formar parte de una de las carteras recomendadas de Bankinter “una vez que el riesgo político en España se ha reducido al tiempo que ha aumentado en el resto de Europa por el brexit .

Las cuentas del primer trimestre de 2016 resultaron algo decepcionantes pero pensamos que el resultado irá mejorando a lo largo del año para acercarse a los 1.300 millones de euros del objetivo”, explica la firma que destaca además, que la compañía seguirá con su “atractiva remuneración al accionista que podrá mantener incluso si realiza la compra del negocio de renovables de Enel en España como se sospecha”.

Estos expertos creen además que si no encontrase oportunidades de inversión interesantes podría pagar un nuevo dividendo extraordinario en 2017. Aunque en el año, la acción está prácticamente en tablas, las acciones de Endesa que recuperan un 20% desde los mínimos de febrero.

Mapfre
La rentabilidad por dividendo de la aseguradora se sitú en el 5,93%. Con cargo a las cuentas de 2015 la compañía ha abonado 0,13 euros por acción, un 7% por debajo del repartido en con cargo a las cuentas de 2014 (0,14 euros por título). El reparto de los beneficios entre los accionistas se efectúa en dos pagos, uno en diciembre y otro complementario en junio.

Desde Bankinter consideran que la cotización del valor ya refleja los principales retos a los que se enfrenta la firma, principalmente su exposición a Latinoamérica o la debilidad del negocio en España.

“A estos niveles, sus múltiplos resultan realmente atractivos (su PER se sitúa en las 9,4 veces y cotiza con un descuento respecto a su valor en libros del 30%)”.Asimismo, califican a la rentabilidad por dividendo de la compañía de “sostenible”.

Caixabank

Tradicionalmente el sector financiero ha sido uno de los más generosos con los accionistas, aunque en los últimos años, gran parte de las entidades retribuyen a sus accionistas mediante la fórmula del scrip dividend o dividendo elección. Este es el caso de Caixabank. La entidad catalana realiza cuatro pagos al año, parte de ellos en efectivo.

Según el programa Caixabank Dividendo/Acción, los abonos seguirán siendo trimestrales, pero aumentarán los pagos en efectivo de dos a tres respecto al ejercicio anterior a los que se sumará un dividendo complementario.

Con una rentabilidad por dividendo del 5,79%, la entidad es la que ostenta la mayor del sector bancario en un momento en el que el negocio tradicional de los bancos no atraviesa por uno de sus mejores momentos con la caída en picado de los tipos de interés y que está teniendo su reflejo en la Bolsa.

Las acciones de Caixabank caen un 32% en lo que va de año y cotizan con un potencial de revalorización del 20% respecto al precio objetivo medio del consenso de Bloomberg en 2,61 euros.

Normas
Entra en El País para participar